Noticias


Herencias: Cómo ahorrar impuestos y evitar disputas familiares

Familias que se aman con locura… hasta que toca repartir. Las herencias, cuando el fallecido no ha dejado las cosas bien atadas, pueden convertirse en una pesadilla incluso en los hogares más felices. Para evitar disgustos, si tienes alguna propiedad que legar, lo ideal es que hagas testamento cuanto antes. No hay que esperar a estar enfermo o ser muy mayor. «Lo recomendable es dividir la herencia en lotes y adjudicar a cada heredero algo en concreto. Si prevés que habrá problemas, nombra un albacea y, si tienes hijos menores, un tutor de confianza», aconseja el abogado Alejandro Ebrat, especialista en asesoramiento jurídico tributario y autor del libro «Todo lo que necesitas saber sobre herencias y donaciones». Si no hay testamento y tampoco herederos, los bienes se los quedará la comunidad autónoma; pero en el caso de que existan beneficiarios, la herencia se repartirá por igual y serán ellos los que tendrán que decidir cómo se lo adjudican o ponerse de acuerdo para vender. Cuando se está casado y con hijos, la ausencia de testamento puede dejar al cónyuge en una posición complicada. En Madrid, por ejemplo, al consorte solo le quedaría el usufructo de un tercio de la herencia, mientras que en Cataluña, tendría el usufructo universal de todos los bienes. Una situación, esta última, que puede provocar desaveniencias familiares. «Por un caso así en mi despacho tuve que llamar a la policía porque se organizó una pelea monumental entre la madre y los hijos», cuenta Ebrat.

El letrado, ha visto de todo en el despacho que dirige. Lo último, un hombre que dejó toda la herencia a sus hijos y una segunda vivienda fuera de la ciudad a su esposa. La señora quería seguir viviendo en el domicilio familiar junto a uno de sus vástagos, pero éste tenía otros planes para ella. Quería que se marchara a la otra casa. «Un día, el hijo le desmontó la cama de madera y se la puso en el rellano del ascensor con un mensaje: “Aquí tienes tu cama desmontada”»,  en este caso, si el fallecido hubiera dejado la vivienda familiar en usufructo a su esposa, no podría haberla echado.

Aunque los hijos no siempre se portan bien, como en este caso, es muy difícil deseheredarlos. Les corresponde por ley dos tercios de la herencia, lo que se conoce como «legítima»: un tercio repartido por igual entre los hijos y otro tercio «de mejora» que se distribuye entre los vástagos como quiera el progenitor. Con el tercio que queda, denominado de «libre disposición», el testador puede hacer lo que quiera. Pero sí existen fórmulas de castigo, tal como explica Ebrat: «Puede dejar dicho que el hijo no podrá disponer de los bienes o venderlos en un tiempo determinado; o legar la herencia a los nietos y que tu hijo sólo sea usufructuario».

Cómo ahorrar en los tributos

Los impuestos son otro de los quebraderos de cabeza que acompañan a las herencias, especialmente si son cuantiosas. En la mayoría de las comunidades autónomas, no se paga el impuesto de sucesiones entre padres e hijos, pero si hay bienes inmuebles, sí que tendrá que abonarse la plusvalía municipal, un tributo que cobran los ayuntamientos y que grava el incremento del valor de los terrenos desde que se adquirieron hasta que cambia de nombre por el fallecimiento del testador.

Una forma de ahorrarse dinero, en caso de que el legado sea importante y vaya a parar a familiares que no están exentos de pagar el impuesto de sucesiones, es «dividirla cuanto más mejor».. «También -prosigue – puede ser interesante hacer un programa de donaciones en vida, de modo que el patrimonio vaya pasando poco a poco a los beneficiarios, con intervalos de tres años». Otra fórmula que utilizan los grandes patrimonios para pagar menos impuestos en las herencias es crear una empresa familiar. «Si por ejemplo tienes muchos pisos y los alquilas, puedes montar una empresa de arrendamiento de inmuebles y ésta tendría una bonificación del 95%».

En ROJI Abogados Málaga tratamos asuntos de carácter penal, laboral, mercantil, de familia (separaciones, divorcios, custodias), relacionados con herencias y testamentos, de carácter inmobiliario o de construcción, así como relacionados con consumo y bancario, especialmente en la protección de derechos de los consumidores y las hipotecas. Prestamos un servicio a nivel nacional aunque nuestra sede central se encuentra en Málaga capital y disponemos de delegaciones en Torremolinos, Marbella, Fuengirola, Antequera y Velez-Málaga.

Roji Abogados Málaga 952 211 011-Dpto. Herencias y Testamentos-

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar