Noticias


Abogado Málaga – Aplicación del principio rogatorio en los procesos matrimoniales

La sentencia del Tribunal Supremo de 21 de Mayo de 2012 debe pronunciarse sobre la potestad de los tribunales de decidir o conceder una cuestión que no ha sido solicitada por las partes, lo que en “a priori” iría en contra del principio rogatorio o de justicia rogada que precisamente establece que son las partes las que deben esgrimir las peticiones o súplicas que interesen sin que el tribunal pueda suplir esta actividad o falta de la misma que corresponde a las propias partes.

La causa de que el Alto Tribunal se vea obligado a dilucidar esta cuestión es la demanda de divorcio interpuesta por D. Juliana frente a D. Adolfo, en la cual solicitaba la disolución de la sociedad de gananciales, la guarda y custodia de la hija común menor de edad, una pensión de alimentos e 400 Euros mensuales, la mitad de los gastos extraordinarios y un régimen de visitas para el padre.

El padre demandado contesta solicitando la absolución y desestimación de la demanda y reconviene solicitando la guarda y custodia de la hija menor, la atribución del domicilio conyugal mientras no se liquide la sociedad de gananciales, una pensión de alimentos de 400 Euros mensuales, al pago de 600 Euros en concepto de pago de hipoteca y un régimen de visitas a favor de la madre.

Como puede comprobarse D. Juliana no realiza la solicitud de que se le atribuya el domicilio conyugal, petición que sí realiza D. Adolfo.

El Juzgado de primera instancia dictó sentencia por la cual estimo parcialmente la demanda y la reconvención determinando las siguientes medidas:

Se le atribuye la guarda y custodia de la hija menor a la madre Dª. Juliana permaneciendo la patria potestad compartida.

El uso del domicilio conyugal y del ajuar y mobiliario al padre D. Adolfo.

Establecimiento de un régimen de visitas a favor del progenitor no custodio.

Pensión de alimentos a favor de la hija menor de 300 Euros mensuales.

Contribución a las cargas del matrimonio al 50% en tanto no se liquide la sociedad de gananciales.

La disolución de la sociedad de gananciales.

Tanto la demandante como el demandado reconvencional formularon recurso de apelación ante la Audiencia Provincial que en su resolución ratificó la sentencia recaída en primera instancia.

Únicamente la parte actora interpuso recurso de casación por un solo motivo; la infracción del artículo 96 del Código Civil y solicitando por lo tanto la atribución del uso para la madre.

En esta tesitura parece que confrontan dos principios como son el principio rogatorio y el interés del menor. Por ello el Tribunal Supremo debe pronunciarse previamente sobre si en un procedimiento matrimonial, en el que las partes no han pedido la atribución de la vivienda familiar, se aplica, como afirma la sentencia recurrida, el principio de congruencia y que ello impediría que el tribunal se pronunciase. Una vez resuelta esta cuestión en caso de que sea negativa, se pasará a dilucidar la atribución del domicilio conyugal.

Para la resolución de la cuestión relativa al principio de congruencia se considera aplicables los artículo 91 del Código Civil que establece que: “en las sentencias de nulidad, separación o divorcio, […], el Juez, en defecto de acuerdo de los cónyuges […] determinará conforme a lo establecido en los artículos siguientes las medidas que hayan de sustituir a las ya adoptadas con anterioridad en relación con los hijos, la vivienda familiar. Lo mismo viene a determinar el artículo 774.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Por lo tanto parece que en virtud de estos preceptos debe considerarse que el principio rogatorio se aplica de manera relativa en los procedimientos matrimoniales, pero solo cuando haya hijos menores de edad cuyo interés se entiende más digno de protección.

Continuando con el interés del menor el artículo 96 del Código Civil establece que el uso de la vivienda conyugal corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía quedan.

Por lo tanto según el Tribunal Supremo procede la estimación del recurso de casación y la determinación del uso de la vivienda conyugal a la madre.

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar