Noticias


Abogado Málaga – Don Joaquín, el ‘curaflauta’ experto en frenar desahucios

“Cuando un padre de familia se te acerca y te cuenta que tiene que mezclar la leche con agua para que desayunen sus hijos no queda más remedio que hacer algo”. Con esta contundencia Joaquín Sánchez (conocido como don Joaquín), un sacerdote diocesano de Murcia, argumenta los motivos por los que se ha visto obligado a ocupar siete sucursales de cajas y bancos desde que estalló la crisis.

A sus 51 años se ha convertido en la esperanza de muchas familias, que acuden a él para evitar quedarse sin hogar. “Los acompaño a hablar con el director de la oficina en la que tienen la hipoteca e intento buscar una solución razonable para todos. Una refinanciación de la deuda, que el banco o la caja se quede la casa pero que les permitan quedarse con un alquiler asequible…”, explicó a 20 minutosdon Joaquín.

Una mediación, que según cuenta, en pocas ocasiones tiene el efecto deseado: “Cuando se enteran de que eres cura te tratan bien, pero no hacen nada. Se muestran arrogantes y te miran con cara de desprecio cuando les explicas la situación de la familia afectada. Solo te dicen que no es problema de ellos. Está claro que no tienen corazón”.

Es en este momento cuando Joaquín llama a sus compañeros de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH) de la Región de Murcia. Un grupo de unas 40 personas dispuestas a hacer lo que sea para evitar que una familia se quede en la calle. “Hay de todo. Abogados, funcionarios, profesores, parados, mucha gente joven y algún que otro jubilado forman el equipillo. Somos muchos”, cuenta orgulloso. Juntos consiguen que el banco o la caja paralice la orden de desahucio.

¿Cómo lo hacen?

Unidos y sin ningún tipo de complejo, este grupo de solidarios entra en la sucursal que se ha negado a negociar. Una vez allí le comunican al director de la entidad que no tienen intención de irse hasta que se encuentre una solución para la familia que está a punto de perder su casa. “Recuerdo que la primera sucursal que ocupé fue una oficina de Deutsche Bank. Tenía mucho miedo y no sabía si lo estaba haciendo bien, pero no tenía otra opción”, cuenta mientras recuerda haber pasado por sucursales de Caja Madrid, la CAM, BBVA, Cajamar… En seis de las siete ocupaciones en las que ha participado consiguió evitar el desahucio.

En otras ocasiones, cuando ya hay fecha para el desahucio y ya no depende del banco sino del juez, ocupan la casa de la familia afectada e impiden que la Policía los desaloje. Joaquín sabe que los bancos y las cajas tiene mucho miedo a la mala publicidad. “Imagina que tienes el dinero en una entidad y te enteras de que están echando a familias enteras a la calle sin compasión. Mucha gente saca el dinero por esta razón”, asegura.

“En el nombre de Dios”

La actitud de Joaquín no ha pasado desapercibida. Es consciente, por lo que le han comentado algunos compañeros, que varios miembros de la comunidad eclesiástica están en contra de su actitud. Otros, sin embargo, lo han llamado para felicitarlo y asesorarse. Fruto de estas conversaciones hace un mes y medio que un centenar de religiosos de Murcia (monjas, curas, frailes) y de otras comunidades autónoma enviaron un manifiesto a todas las entidades bancarias para poner fin a los desahucios que afectan a miles de familias españolas.

El grupo católico, que ha sido bautizado por la opinión pública como los curaflautas, pide “en nombre de Dios” que paralicen estas operaciones. Explican en su manifiesto que estas entidades han recibido “mucho dinero público y ahora están sepultando la dignidad humana”. A la iniciativa se han adherido ya curas y monjas de distinto países.

Y es que el número de desahucios en España se ha disparado como consecuencia de la crisis económica. En 2011 se firmaron 77.854 órdenes de desalojo, tres veces más que en 2007. Esta situación, incluso ha desbordado a Cáritas.

Pedir ayuda es imprescindible

Joaquín Sánchez, el curaflauta experto en paralizar desahucios, asegura que no hay que tener miedo a pedir ayuda y que hay que solicitarla antes de que la situación sea desesperada. “Es más fácil negociar con el banco cuando estás a punto de no poder pagar que cuando llevas meses sin hacerlo“, explica. También recomienda hablarlo con la familia: “Muchos piensan que podrán echarles una mano y cuando lo necesitan se enteran de que no pueden”.

Si necesita asesoramiento en materia de desahucios, hipotecas, dación en pago; puede ponerse en contacto con nuestro abogado especialista en Consumo Bancario en ROJI Abogados en Málaga.

Fuente: 20 minutos

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar