Noticias


Abogado Málaga – Los brujos del narcotráfico

Era un «ferviente» creyente de la santería. Confiaba en el fario. En el bueno en el malo. Antes de cada alijo, consultaba con su «brujo de confianza» y, si este le decía que tenía la suerte de cara, seguía adelante con el desembarco. Si lo desaconsejaba, era capaz de abortar la operación, aunque perdiese una importante cantidad de dinero por ello.
La Guardia Civil ha detenido al presunto cabecilla de una red de narcos que, según informó ayer la Benemérita, recurría a la santería tradicional marroquí, que se conoce con el nombre de ‘sihar’, para ahuyentar el mal fario y para adivinar -o eso creía- la suerte que iba a correr un alijo. Junto a él, han sido arrestadas 20 personas como supuestas integrantes del grupo.
La investigación del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil de Málaga reveló que el presunto líder de la red, que vivía a caballo entre Estepona y Algeciras, tenía dos brujos de confianza -uno titular y otro suplente, por si le fallaba el primero- a los que consultaba cada vez que iba a llevar a cabo un desembarco de droga.
Cuando la organización perdía una partida por la intervención de las Fuerzas de Seguridad, los responsables de la red se sometían a los rituales de los santeros para que les quitaran la mala suerte. Así, les preparaban pócimas que esparcían por la entrada de sus domicilios o tenían que ducharse con agua mezclada con unos papeles escritos por el brujo, explican fuentes próximas a la investigación. También recurrían al ‘sihar’ para enviar la mala suerte a un grupo rival. Para ello, se hacían con una foto de la persona a que querían gafar, escribían algo por detrás, quemaba la imagen y luego enterraban las cenizas en un cementerio.
Una de las redes más activas
La red está considerada por la Guardia Civil «una de las más activas» asentada en la Costa del Sol, Almería y Campo de Gibraltar. Según la Benemérita, la organización adquiría el hachís a los productores en Marruecos y lo introducía en la Península a través de la Costa. Una vez llegaba a España, la droga se escondía en ‘guarderías’ -inmuebles de seguridad-, donde se custodiaba hasta que era trasladada para su comercialización en otros países, principalmente en Centroeuropa. Parte de la mercancía se distribuía mediante vehículos o camiones de gran tonelaje simulando ser empresas de mercancías legales.
La organización estaba estructurada en grupos sin conexión entre sí, de forma que los demás podían continuar con su actividad si alguno de ellos era descubierto. De ser así, los cabecillas se hacían cargo de la protección económica de los familiares de los detenidos.
Los agentes del ECO desmantelaron una célula independiente al grupo principal que operaba desde Málaga capital. Los investigadores localizaron un laboratorio clandestino ubicado en la barriada de Puerto de la Torre, donde se obtenían estupefacientes derivados del cannabis.
La operación, que se denominó ‘Garnacha’ y que ha sido dirigida por un juzgado de Torrevieja, se ha saldado con 21 detenidos, de los cuales 20 han ingresado en prisión, y otros ocho imputados. Entre los implicados hay españoles, marroquíes, rumanos, argelinos y franceses.
La investigación permitió interceptar 2.815 kilos de hachís y bienes -principalmente, inmuebles y terrenos- valorados en seis millones de euros. Asimismo, los agentes se han incautado de 17 vehículos, un camión, una embarcación recreativa y dos neumáticas.

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar