Noticias


Abogado Málaga – No sin mi cubata

Control de la Guardia Civil. Y encima, de alcoholemia. Al verlo, el conductor, que había bebido, tomó la peor decisión: huyó. No conocía la zona, así que se metió en una pronunciada cuesta arriba con un Seat Ibiza cargado hasta los topes. No tenía escapatoria. Al interceptarlo, los agentes observaron que llevaba un copa entre las piernas. Y no había derramado ni una sola gota, según cuentan las fuentes consultadas.
La escena tuvo lugar durante el dispositivo especial para la noche de San Juan programado por la Guardia Civil de Tráfico, que tejió una red de controles de alcoholemia por todo el litoral de la provincia. Ocho agentes instalaron uno de estos puntos de verificación en la rotonda de la salida de la A-7 hacia Arroyo de la Miel.
Sobre las 6.00 horas, le dieron el alto a un coche. Según las fuentes, al llegar a la altura del primer guardia civil, el conductor pisó el acelerador, golpeándole en la linterna. El agente tuvo que saltar al arcén. Lo mismo ocurrió con otro compañero que trató de interceptarlo al final de la glorieta.
El conductor, un joven veinteañero que se había desplazado con unos amigos desde Córdoba, se dirigió hacia una urbanización aledaña para intentar escapar. La fuga solo se prolongó unos 800 metros, ya que tomó una calle con un desnivel superior al 10%.
Nada más interceptarlo, los agentes descubrieron el motivo aparente de su huida. El conductor sostenía un cubata entre sus piernas. Los guardias civiles lo sometieron a la prueba del etilómetro. Arrojó un resultado aproximado de 0,60 miligramos por litro de aire espirado.
Aunque la tasa a partir de la cual se considera delito es 0,66, lo acabaron imputando por la sintomatología que presentaba. Según las fuentes, el joven se mostraba acelerado, tenía aspecto desaliñado y ojos vidriosos, y desprendía olor a alcohol.
Los agentes le atribuyeron otro delito contra la seguridad vial por supuesta conductor temeraria, al considerar que puso en peligro la integridad de los guardias civiles que le dieron el alto así como de otros usuarios de la vía, ya que al parecer se saltó un ceda el paso en su huida.
El joven fue uno de los doce conductores que acabaron en San Juan imputados por la Guardia Civil después de dar tasas superiores a 0,66 miligramos en la prueba de alcoholemia. Aparte, hubo 105 denuncias administrativas- esto es, por debajo de esa cifra- lo que supone el doble que un fin de semana cualquiera.
En total, se llevaron a cabo quince controles en Málaga por los que pasaron 2.595 conductores. Consultada al respecto, la jefa provincial de Tráfico, Trinidad Hernández, indicó que nunca se habían hecho tantas pruebas. Aunque lamentó la cifra de positivos, matizó que la prevención funcionó, ya que no hubo ningún accidente grave en toda la noche.
Si necesita asesoramiento en materia de agresiones, delitos, robos, violencia de género, derecho penal; puede contactar con nuestro abogado especialista en derecho penal en ROJI Abogados en Málaga.
Fuente: Diario Sur

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar