Noticias


Abogado Málaga – Vecino propone formar una Comisión Promotora para el Consejo Consultivo

El vecino Guillermo Robredo escribió una carta al presidente de la Junta Comunal, Carlos Guzzini, para elevar una denuncia sobre el accionar que hasta el momento tuvo el Consejo Consultivo y proponer la formación de una “Comisión Promotora para la creación del Consejo Consultivo de esta Comuna“ .

En el texto, con fecha 7 de mayo, se solicita que sea tratada por la Junta con “carácter de urgente” en el menor plazo posible. Robredo solicitó difundirlo a través de nuestro medio dado que su carta guarda relación con los últimos acontecimientos sucedidos en el Consejo Consultivo. A continuación, el texto completo:

Desde el comienzo en la reunión de Argentinos Juniors, hemos hecho todo mal. Bajo el lema de la participación vecinal, solo logramos tener un esquema maquiavélico de las cosas en donde “el fin justifica la forma de hacerlas”. O sea que no importa como se hagan (mal o bien) solo que se hagan.

Lamentablemente, bajo esta premisa hemos llegado hasta la última reunión de  la Comisión de Reglamento, en la que sin más se votó de forma espuria y desordenada un reglamento que no solo es impropio, sino que además no representa mas que a una minoría partidaria. Si a esto le sumamos la permanente intromisión en todas las reuniones del juntista Carlos Eusebi, quien bajo el pretexto de proveer el equipo de audio organizó a sus acólitos partidarios y entabló permanentes charlas con vecinos y organizaciones so pretexto de la necesidad de participar, y la sanción pronta de un “reglamento en el que los vecinos decidan“ .

Además de lo ya relatado, debo agregar que la fracción partidaria mencionada al inicio de las “reuniones de comisión“ contaba con un listado de los participantes, quienes siguiendo las premisas de la Ley 1777 fueron inscriptos en Agentinos Juniors. Es aquí donde se revela el primer gran dilema ético: nosotros autorizamos a la Junta y solo a ella en la guarda de los datos. Si esta o algunos de sus miembros tenían la intención de ceder esta info. nos debería haber avisado con anticipación (Art. 5 / Art 6 Inc. a,b,c Ley de Habeas Data) y esta debería haberse otorgado con expreso consentimiento hacia la Junta .

El segundo gran dilema ético es el accionar del juntista Eusebi, quien sistemáticamente incumplió la Ley de Ética Pública en sus art. 2 y 3 .

Desde el inicio fuimos copados por una fracción que representa al partido gobernante en lo nacional (FPV). Esta situación provocó diferentes disputas con una violencia verbal creciente por su parte, hasta el punto culmine en la reunión del Club Fénix, en donde directamente se arrogaron el derecho de ser el Consejo y no permitir que ningún otro vecino u organización pudiera hablar expresando su punto de vista  estallado en un griterío con maltrato en todo momento.

Todo lo actuado no es válido, no se ajusta a derecho, no solo las actas son ilegales o no existen, sino que el método que se aplicó no es legítimo en ninguna de sus formas. Como ya lo expresé en el trabajo que oportunamente presentaré ante la Junta con fecha 2 de Marzo, crear el Consejo de la nada demanda un método y una forma de implementarlo.

No es posible sostener la creación de un instituto público estatal sin una organicidad administrativa y sin respetar los pasos jurídicos necesarios. Para este particular, todos los integrantes del futuro Consejo deberán tener el mismo nivel de conocimientos, no hay forma de debatir sin saber de lo que se habla. Subyace un pensamiento mágico en el común de los participantes que supone que con solo reunirse y declarar sus intenciones ya está creado el Consejo. Nada más lejos de la realidad. Por esto digo “reunión y no asamblea“, ya que una asamblea es un órgano político en una organización que asume decisiones, y hasta que el Consejo esté formalizado no existe organización alguna .

En primera, es la Junta la autoridad natural para estos menesteres en la Comuna y es la autoridad de referencia en todo momento para el Consejo (Art 26 incs L y O Ley 1777). Es su presidente la autoridad de aplicación (Art 29 Inc. j Ley 1777). En segunda, no existe participación ciudadana democrática y justa sin orden jurídico e institucional, y en este caso es la Junta la encargada de administrar las acciones necesarias para llevar a cabo lo que manda la Ley 1777 y 1964. Sin perjuicio de esto, es posible recurrir a la Justicia en lo Contencioso Administrativo de la CABA, lo que daría como resultado que los problemas de ajuste in situ del accionar de la Junta se trasladen a una cuestión judicial afectando a todos por igual. Nada inteligente y recomendable, ya que deberá utilizarse solo como último recurso .

Dejar todo librado al azar es fomentar una anarquía por impericia e imprudencia en  manos de quienes en su buena fe intentan realizar acciones positivas, sin la guía adecuada en pos de la comunidad. Para esto ofrezco a ustedes este modelo de Creación del Consejo :

-Formar una comisión promotora integrada por las organizaciones inscriptas (al día de la reunión en Argentinos Juniors), las que deberán conformar una pequeña estructura administrativa al efecto de ser orgánicos en su trabajo de transición hacia el Consejo. Esta organicidad estará dada por un presidente, un secretario y un secretario de actas.

Compacta y operativa, será su función la de poner guía y orden formal a los debates e intercambios de ideas que se darán en la búsqueda de: un estatuto que defina al Consejo en su integridad institucional, un reglamento Interno que defina su forma administrativa y, por último, la elección de las primeras autoridades que posibiliten administrar las obligaciones  y derechos que impone la ley.

De más está aclarar que siendo el Consejo un instituto del Estado, todos estos pasos previos estarán reflejados por actas labradas por los administrativo designados por la Junta, ya que es la autoridad válida. Actas que serán de orden público y quedarán bajo la tutela de la Junta Comunal como único referente directo administrativo en esta nueva estructura jurídico-política.

Es necesario aclarar que quienes representen a las organizaciones, deberán cumplir con los requisitos formales que autentiquen a las organizaciones y sus participantes debidamente . Entendiéndose por éstos a la presentación de copia del estatuto y acta constitutiva de la Org., autorización por escrito para quien represente a la misma, firmada por autoridad competente de la Org. De esta forma evitaremos datos falsos o inexactos, como los que hemos podido comprobar .

Este modelo responde a la necesidad de dar forma jurídica, institucional y política al Consejo Consultivo, desarrollando una estructura administrativa que se ajuste a las necesidades propias de una institución nueva, participativa y que no ha sido contemplado en la ley 1777, un proceso que contenga el o los procedimientos adecuados a tal fin.

Resumen y Solicitud

Por lo expresado Ut Supra :

1.     Impugno todo lo actuado ,por haber sido instrumentado fuera del marco de la legitimidad que demandan los actos propios de este cumplimiento legal.

2.     Por no constituirse todo lo actuado por autoridad competente .

3.     Por las actitudes asumidas por el juntista Carlos Eusebi negadas de la ética propia de su función.

4.     Por accionar en contra de lo que requiere la Ley 1777 en su art. 34, la que delimita claramente la integración del Consejo a las organizaciones solamente, ref. art 35: integración y participación. El Consejo Consultivo Comunal está integrado por representantes de entidades vecinales no gubernamentales, partidos políticos, redes y otras formas de organización con intereses o actuación en el ámbito territorial de la Comuna. No perciben remuneración ni compensación económica alguna por sus servicios. Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior, las normas de funcionamiento interno de cada Consejo Consultivo Comunal deben garantizar el derecho de los vecinos domiciliados en la Comuna a participar en forma individual de las actividades del mismo. Asimismo, garantizan el funcionamiento del Consejo Consultivo Comunal a escala barrial.

5.     Como se puede leer primero , para que haya normas de funcionamiento interno tiene que haber Consejo, lo que deja claro que ningún vecino puede integrar el Consejo, y menos  aún ser parte en su creación.

6.     Solicito se instruya una comisión auditora al efecto de verificar la legitimidad de las inscripciones de la organizaciones y vecinos. Ésta debería ser mixta, juntistas y no más de tres organizaciones para dar transparencia y celeridad en la verificación.

7.     Solicito que sea llamada a formación a una Comisión Promotora del Consejo, cumpliendo con los particulares ya expresados .

8.     Solicito que todas las organizaciones presenten sus estatutos sociales para tener en archivo sus integrantes y objetivos, evitando la posibilidad de doble participación de sus integrantes como vecinos, y verificando que sus objetivos cumplan el Art 34 de la Ley 1777.

9.     Solicito que estas actuaciones sean realizadas con carácter de urgente en el menor plazo posible.

Algunas aclaraciones:

El juntista Carlos Eusebi es el responsable del área de participación vecinal. Esto no le da derecho a participar de ninguna forma en la formación y/o las reuniones propias del Consejo.

Según mi criterio, los vecinos tienen el derecho de participar en las comisiones de trabajo. De ahí que participan como lo estipula la Ley 1777.

Los modelos que se quieren imponer solo son funcionales a las necesidades políticas partidarias de dominar la escena o el espacio del Consejo. Estas prácticas son tóxicas para el desarrollo de este nuevo espacio cívico-político, ya que no encajan en las funciones y metodologías que este debe ejercitar para respetar el principio de la participación y la gestión asociada. Visto desde el ámbito comunal, como un todo administrativo , sería co-gestión con la Junta Comunal.

Aún en los procedimientos de control, como marca la Ley 1777, es necesaria la Junta Comunal. Recordemos que el Consejo no tiene facultades de ejecución ,solo de evaluación, supervisión  y control.

Por último, el resultado violento de la última reunión en GEVP es el corolario de lo que señalo con la presentación del 7/5. Es el síndrome de las tres i: ignorancia , impericia e imprudencia. Querer dominar la situación arrogándose el derecho por ser integrante de un partido político, es el resultado directo de las tres i.

La realidad es que son muy pocos los vecinos genuinos (sin ser integrantes de una fuerza partidaria) que participan. Todos lo sabemos. La gente no confía y supone mas de los mismo, y hasta ahora tienen razón.

Este es un proceso nuevo, que no puede construirse de un día para el otro. Va a llevar tiempo y mucho esfuerzo crear una cultura de participación cívica. Nada es mágico .

Si necesita asesoramiento en materia de Comunidad de vecinos puede ponerse en contacto con nuestro abogado especialista en Comunidad de Propietarios en ROJI Abogados.

Fuente: Devoto magazine

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar