Noticias


Absuelto al prescribir la estafa por la que se le buscaba mientras estaba en prisión

Le buscaron en su domicilio y no le encontraron. El juez dictó entonces orden de busca y captura para asegurar su presencia en el juicio por la estafa en la compraventa de una finca de la que había sido acusado. Transcurrieron tres años con el proceso judicial paralizado hasta que finalmente otro tribunal le localizó en la cárcel, donde estaba cumpliendo condena por otro delito relacionado con su actividad inmobilaria por la que fue denunciado en varias ocasiones por clientes extranjeros. En el juicio, su abogado defensor alegó la prescripción de la estafa, que fue cometida en 2003, y ha conseguido que la Audiencia de Málaga le dé la razón, dictando una sentencia absolutoria para su cliente.
Los hechos se remontan nada menos que al mes de febrero de 2003. En esa fecha el acusado, apoderado de la inmobiliaria Grupo SM, vendió mediante un contrato privado a un ciudadano británico una finca de secano en Málaga por la que éste le entregó 7.500 euros. En la operación también intervino su hermano, que se presentó como asesor jurídico y redactor del contrato.
Días después el cliente británico intentó contactar con el acusado para abonarle el resto del precio pactado, pero la finca ya había sido vendida en abril de ese año a un tercero, un matrimonio también británico, mediante escritura pública.
El perjudicado denunció al apoderado de la inmobiliaria. El juzgado de instrucción número 1 de Málaga admitió a trámite la denuncia y se inició la causa judicial. Cuatro años después, el 31 de marzo de 2007, el Juzgado de lo Penal número 9, al no localizar en su domicilio al acusado, dictó una orden de busca y captura para averiguar el paradero del hombre.
El proceso judicial estuvo paralizado durante más de tres años hasta que el 31 de octubre el presunto autor de la estafa fue localizado en la cárcel, donde se hallaba cumpliendo condena por otro delito por el que había sido sentenciado por la Audiencia Provincial de Málaga.
Una vez localizado, el juicio por la presunta estafa se celebró el pasado 19 de marzo en la Sección Primera de la Audiencia. El fiscal pidió un año de cárcel y el pago de una indemnización por responsabilidad civil de 3.000 euros a la víctima.
Sin embargo, el defensor del acusado planteó al tribunal que el delito había prescrito y pidió la absolución para su cliente, lo que ha sido atendido por el tribunal.
La Sala ha considerado que se trata de «una estafa menos grave», para las que se establece un plazo de prescripción de tres años y constata que el proceso estuvo paralizado durante más de tres, por lo que declara extinguida la responsabilidad criminal y el dictado de una sentencia absolutoria para el acusado, recordando, además, que éste ha consignado los 7.500 euros que han sido abonados al comprador de la finca y perjudicado.

En ROJI Abogados Málaga tratamos asuntos de carácter penal, laboral, mercantil, de familia(separaciones, divorcios, custodias), relacionados con herencias y testamentos, de carácter inmobiliario o de construcción, así como relacionados con consumo y bancario, especialmente en la protección dederechos de los consumidores y las hipotecas. Prestamos un servicio a nivel nacional aunque nuestra sede central se encuentra en Málaga capital y disponemos de delegaciones en Torremolinos, Marbella, Fuengirola, Antequera y Velez-Málaga.

Roji Abogados Málaga 952 211 011-Dpto. Derecho Penal Málaga-

Fuente: Diario Sur

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar