Noticias


ANDALUCÍA.-Córdoba.- Tribunales.- El acusado de pagar a menores por favores sexuales niega los hechos y dice que ofrecía trabajo

El hombre acusado de ofrecer dinero a cuatro menores de edad a cambio de prácticas sexuales en descampados de la capital cordobesa en 2010 ha negado los hechos y dice que conoció a uno de los jóvenes en una parada de autobús buscando empleo y él supuestamente se ofreció para buscarle un puesto de trabajo. El Ministerio Público solicita una pena de 12 años de prisión para el varón.

En la vista judicial, celebrada en el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba, el procesado, S.B.F., ha relatado que el joven, de 17 años en el momento de los hechos, le facilitó el número de teléfono tras decirle que buscaba trabajo y, posteriormente, lo llamó para informarle de que había encontrado un empleo en un bar. Ambos, según el acusado, se vieron hasta en tres ocasiones, en una de ellas dice que le compró unas zapatillas, pero ha negado que se produjeran las prácticas sexuales a cambio de dinero y que conociera a los otros tres menores supuestamente afectados por los hechos.

Mientras, uno de los jóvenes ha declarado que el acusado sí le propuso los favores sexuales a cambio de dinero, que también le ofreció a su hermano tras pedirle el hombre que se lo presentara. Así, ha señalado que tanto él como su hermano mantuvieron prácticas sexuales “en varias ocasiones” con S.B.F., en las que detalla que se sentía coaccionado, incluso manifiesta que en un momento llevaba una navaja.

En este sentido, ha indicado que “tenía miedo” de él cuando se dirigían hacia el descampado y que iba con él porque no quería que le “hiciera daño”, además señala que el hombre le dijo que le iba a encontrar trabajo, “pero nunca pasó”, y precisa que sí le regaló unas zapatillas.

Por otra parte, ha declarado un agente de la Policía que ha destacado que se acercaron al descampado tras recibir una llamada del 091 alertando de que el hombre se encontraba con los menores y también ha comentado que se encontró al menor en actitud nerviosa en una parada de autobús junto con el hombre y el acusado le decía al joven que “si hablaba algo no le pagaba”, según el testimonio del agente.

LOS HECHOS

Según recoge la calificación fiscal, entre los meses de octubre y noviembre de 2010, el acusado entabló relación con uno de los menores de 15 años a la salida de un instituto, donde supuestamente con ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos le propuso darle dinero a cambio de que el menor le mostrara sus genitales, si bien el joven se negó y se marchó del lugar.

Días más tarde, el procesado coincidió nuevamente con el menor, al que le realizó la misma proposición tanto a éste como a varios menores que le acompañaban, si bien rechazó de nuevo y contactó con un conocido del barrio, un joven de 17 años de edad, quien accedió a la propuesta para “conseguir algún dinero”.

De este modo, iniciaron una serie de encuentros entre ambos, en descampados cercanos a la barriada, en los que el acusado le solicitaba al menor distintos favores de naturaleza sexual a cambio de pequeñas cantidades de dinero, que en ocasiones no entregaba, de regalos de escasa cuantía o de invitaciones a restaurantes.

Posteriormente, S.B.F. pidió al joven que participara en dichos actos su hermano de 14 años a cambio de darle también dinero o regalos. Así, hasta marzo de 2010, se repitieron numerosos encuentros entre el acusado y los dos hermanos en los que tras citarse, se dirigían a lugares apartados en los que mientras uno de los menores vigilaba, el otro accedía a realizar las prácticas sexuales, “siempre animados por la promesa de obtener cantidades de dinero”. Además, otro joven de 15 años de edad aceptó también esta proposición.

Tras los hechos, el hermano mayor de 17 años fue examinado por el médico forense, quién concluyó que éste no presenta alteraciones en su nivel intelectivo, si bien no tenía capacidad adecuada para comprender el alcance y significado de las conductas realizadas y que a consecuencia de las mismas se han producido cambios psicológicos en la forma de percibir la sexualidad y un estado de ansiedad que requeriría tratamiento psicológico.

El representante del joven de 15 años ha renunciado a cualquier indemnización, mientras que el representante legal de los dos hermanos sí ha reclamado por estos hechos, que el fiscal considera que son constitutivos de cuatro delitos contra la indemnidad sexual en su modalidad de corrupción de menores y solicita para el acusado tres años de prisión por cada uno de los delitos y multa de 18 meses con cuota diaria de 12 euros, además de la prohibición de acercarse a los menores a 500 metros de distancia durante cinco años.

Roji Abogados Málaga 952 211 011 -Dpto. Accidente Laboral-

Fuente: Europa Press

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar