Noticias


Caso Malaya: Roca vincula aportaciones de empresarios a la campaña electoral de 2003- Abogado especialista en corrupción

El presunto cerebro de la trama de corrupción en Marbella (Málaga), Juan Antonio Roca, ha explicado que uno de los archivos intervenidos en la sociedad Maras Asesores “responde a anotaciones mías siguiendo instrucciones de Jesús Gil –exalcalde marbellí– para anotar las aportaciones que hacían distintos empresarios a la campaña electoral de las elecciones de 2003”, en la que Julián Muñoz se presentó como candidato del Grupo Independiente Liberal (GIL).

 

Roca ha continuado su declaración en la sesión de ayer del último bloque del juicio del caso ‘Malaya‘, en el que se analizan los presuntos pagos de empresarios y supuestos cobros de él y exediles.

Así, ha precisado que uno de los apuntes vinculados al promotor Fidel San Román, de 75.000 euros, “corresponde a esa aportación” a la campaña, señalando que el archivo en el que está recogido, denominado “hoja de caja cña”, se refiere a esos gastos electorales.

Sobre el urbanismo en general, el principal acusado ha insistido en que no intervenía en el otorgamiento de permisos de obra y que no asistió nunca a las comisiones de gobierno en las que se trataban estas resoluciones, al tiempo que ha considerado que las licencias de primera ocupación “no legalizan nada”, sino que, en su opinión, lo que legaliza una construcción es el permiso de obras.

Ha apuntado que la Corporación de Marisol Yagüe “acordó no iniciar expedientes de revisión de licencias de obras concedidas con la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)” hasta que “se comprobara si tenían acomodo o no”. Ha incidido en que “el Ayuntamiento ya había decidido no ir contra nadie”, recordando que la actual Corporación “hizo lo mismo y gracias a Dios que lo ha hecho”, porque muchas de esas viviendas se han legalizado.

Roca ha insistido en que “no era el que decidía”. “Yo no urdí nada, el que lo urdió fue el que lo provocó, que fue Jesús Gil y Gil”, ha dicho y ha reiterado que su política “era contraria” a la del exalcalde, con quien, según él, tuvo “discusiones bizantinas”. Ha apuntado que estaba a favor de “ir a la Junta de Andalucía a llegar a un acuerdo” respecto al planeamiento “y no hacer lo que hizo Gil de decir que el plan se había aprobado por silencio administrativo”.

“Estamos tratando de juzgar a Juan Antonio Roca Nicolás por la política de Jesús Gil y eso no puede ser”, ha contestado al fiscal, quien ha respondido que se le juzga por el beneficio que obtuvo supuestamente vinculado a resoluciones urbanísticas municipales. En este momento del interrogatorio, el presidente del Tribunal ha cortado la sesión hasta este próximo lunes, en el que continuará declarando Roca.

OPERACIONES CONCRETAS

En cuanto a operaciones con Ávila Rojas, ha defendido de nuevo que eran negocios particulares en común con el promotor y ha insistido en que “no puedo garantizar el éxito, el éxito lo garantiza el señor Ávila Rojas”. Preguntado por una de esas licencias ha explicado que “siguió su trámite normal”, apuntando que “si vemos el expediente comprobaremos que la licencia se otorga al año y si yo hubiera tenido un interés se hubiera otorgado antes”.

Sobre por qué este empresario dijo que “le había pagado por una licencia de primera ocupación”, el principal acusado en el caso ‘Malaya’ ha indicado que desconoce el motivo, “pero si me apura lo entiendo, porque cuando una persona tiene la amenaza de ingresar en prisión es capaz de decir cualquier cosa”. Aunque no ha querido entrar en por qué lo dijo, ha apuntado que “no dijo la verdad”.

También se le ha preguntado por el acusado Fidel San Román y ha admitido que cobró “en efectivo” por un asesoramiento. Cuestionado sobre por qué éste y otros empresarios no aluden a asesoramientos sino a pagos por licencias, ha dicho que “en aquel momento el ánimo de todas las personas que iban a declarar ante el magistrado era decir que no me conocían ni de foto”.

“Cualquier persona que tuviera relación conmigo tenía muchas posibilidades de ingresar en prisión y entonces yo creo que cualquiera que iba a declarar por Malaya podía jurar en arameo antes de decir que me conocía”, ha manifestado.

ROJI Abogados Málaga 952 211 011

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar