Noticias


Concurso de Acreedores: Efectos en el contrato de compraventa. Abogados, Malaga, Marbella, Fuengirola, Velez, Torremolinos, Antequera, Mercantil, Empresas.

La sentencia que hoy comentamos dictada por la SALA CIVIL DEL TRIBUNAL SUPREMO 24 DE JULIO DE 2013 viene a resolver la controversia surgida en un incidente concursal, en el cual se solicitaba la resolución de un contrato de compraventa suscrito con una promotora en el año 2006, para adquisición de una vivienda en construcción, cuyo plazo de entrega estaba previsto para finales del año 2007, la cual posteriormente, en concreto a finales del año 2008, fue declarada en concurso de acreedores. Asimismo, se interesaba la  devolución de las cantidades entregadas a cuenta. Las partes demandadas, esto es, la entidad vendedora y los administradores concursales solicitaron la desestimación de la demanda.

 

El Juzgado de Primera Instancia desestimó la demanda, pronunciamiento, que fue posteriormente confirmado por la Audiencia Provincial, derivando en la interposición del recurso de casación por infracción de los art. 61 y 62 Ley Concursal.

 

Tal como se señala en la sentencia dictada por el Alto Tribunal,  el art. 61.2 LC  regula la calificación como crédito contra la masa de aquellas obligaciones pendientes de cumplimiento por la concursada y en el 62.1, del mismo cuerpo legal,  se regula  la facultad de resolución del contrato cuando el incumplimiento se ha producido con anterioridad de la declaración del concurso, distinguiendo para ello, según que el contrato sea de tracto único o sucesivo. Era en esta última cuestión en la que se centraba  la controversia.

 

Es doctrina de la sala, entender que son contratos de tracto sucesivo, aquellos  en que un proveedor se obliga a realizar una sola prestación continuada en el tiempo o pluralidad de prestaciones sucesivas, para satisfacer los intereses de carácter sucesivo o periódicos, por tiempo determinado o indefinido de forma más o menos permanente en el tiempo a cambio de una prestación, de forma que cada periodo de prestaciones en que la relación se descompone satisface secuencialmente el interés de las partes contratantes.  En el contrato de tracto único,  la prestación se  configura como un objeto unitario, de una sola obligación, al margen de que se realice en un solo acto o momento jurídico, o se fraccione en prestaciones parciales.

 

Pues bien, el contrato de compraventa al margen de que se hubiera diferido en el tiempo el cumplimiento de la prestación, es de tracto único. Por dicho motivo, la parte compradora tan solo podrá ejercitar facultad resolutoria por incumplimiento de la concursada, cuando el incumplimiento es posterior a la declaración de concurso. Sin embargo en los  contratos de tracto sucesivo, podrá también ejercitarse la facultad  de resolución aunque el incumplimiento sea anterior a la declaración de concurso.

 

Sentado la anterior doctrina y atendiendo a que la promotora había incumplido el contrato con anterioridad a la declaración de concurso  producida en el año 2008, toda vez que la entrega está prevista para el finales del año 2007, no existía la menor duda, como indicaba la sentencia, de que el comprador carecía de la facultad resolutoria frente al incumplimiento de la promotora, motivo por el cual el recurso de casación fue desestimado, ya que la sentencia recurrida contenía una correcta aplicación e interpretación de lo preceptuado en la norma  que el recurrente entendía infringida.

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar