Noticias


Condenan al Pinteño a más de 4 años de cárcel por varios delitos de lesiones contra su mujer

Un juez de Alicante ha condenado al histórico preso Manuel Pinteño, el español que más tiempo continuado ha pasado en prisión, a una pena de 4 años y seis meses de cárcel por, entre otros, varios delitos de lesiones contra su mujer, a causa de los cuales también le ha impuesto once años de alejamiento con respecto a su pareja, según la sentencia difundida por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) y consultada por Europa Press.

De este modo, el magistrado-juez del juzgado de lo penal 8 de Alicante ha condenado a Pinteño a 4 años y seis meses de cárcel por un delito contra la integridad moral, por varios delitos de lesiones y un delito contra la libertad contra su esposa, y a once años de alejamiento, tres de los cuales deberá guardar una distancia de 300 metros y el resto, 200 metros.

Los hechos sometidos a juicio se remontan a principios de este año, cuando la víctima había retomado la convivencia con el ahora condenado, después de que éste hubiera cumplido prisión por otros delitos. Así, “y transcurrido un tiempo de feliz convivencia tras dicha estancia, con motivo de los celos que el acusado sentía hacia su esposa, se dirigió a ella de forma verbal y físicamente ofensiva en distintos momentos, lo que condujo a la perjudicada a abandonar el hasta entonces domicilio familiar”, tal y como se recoge en el capítulo de hechos probados.

Igualmente, en otra ocasión, “pero comprendiendo en todo momento el alcance de sus acciones”, según puede leerse en el escrito judicial, el acusado dirigió insultos a la víctima y le propinó un puñetazo en el estómago, que hizo a la víctima caer al suelo, si bien posteriormente la volvió a agredir de la misma manera por todo el cuerpo.

Días después, ambos discutieron en el domicilio familiar, momento en que el acusado cogió un cuchillo y, tras golpear a su esposa y hacer que cayera al suelo, se lo colocó en el cuello, aunque la mujer logró huir hasta que el condenado la alcanzó en la calle y la obligó a que entrara nuevamente en la casa. Una vez dentro, la insultó y la empujo haciéndola caer sobre un sofá de la vivienda.

AMENAZAS

En otro de los capítulos de agresiones que relata la sentencia, Pinteño salió a buscar a su esposa cuando ésta se encontraba en un mercadillo de Elda (Alicante), donde residía el matrimonio, “para comprobar si encontraba a algún hombre con el que su mujer pudiera estar manteniendo una relación extramatrimonial”, encontrando a la víctima “sola en la calle”.

A continuación, y tras amenazarla con cortarle “el cuerpo como a la mortadela”, le metió un mechero en la boca mientras que la perjudicada le decía al acusado que la dejara en paz.

A la vista de los hechos, en el acto del juicio oral, la víctima, “con visible temor y muy afectada”, declaró tras un biombo, por expreso deseo personal interesado y admitido por el juzgador, un elemento de mobiliario que impedía su comunicación visual con el acusado, “llegando a llorar intensamente cuando tuvo que recordar parte de los episodios denunciados”, según puede leerse en el escrito.

Para el juez, y “valorando en conciencia las pruebas con todas las garantías procesales, atendiendo al intenso estado de afectación de la perjudicada durante su interrogatorio en el juicio oral, e igualmente al reconocimiento del propio acusado de haber llegado a golpearla en alguna ocasión así como haber mantenido ambos múltiples discusiones motivadas por celos, por todo ello y en los términos y por las razones referidas, existen suficientes pruebas que implican al acusado en todos y cada uno de los delitos de los que se le acusa”.

No obstante, el magistrado señala que la defensa alegó que no “obraba unido a las actuaciones” ningún parte médico de la perjudicada en relación con ninguno de los hechos juzgados, si bien para el juez, “ello en nada debe obstar a la inclinación de la balanza en contra del acusado, cuando, como en el presente caso, se cuenta con un testimonio, el de la perjudicada, del todo creíble, ya no sólo por mantenerse de forma intacta en la versión que vino exponiendo desde la denuncia inicial, sino igualmente por las circunstancias que rodearon su declaración, visiblemente nerviosa y temerosa hacia la persona del acusado”.

Por todo ello, Pinteño ha sido condenado a un año y nueve meses de prisión por un delito contra la integridad moral, por maltrato habitual en el ámbito de la violencia sobre la mujer; a nueve meses por cada uno de los dos delitos de lesiones y violencia sobre la mujer; a otros seis por otro delito similar; y a nueve más por un delito contra la libertad en concepto de amenazas en el ámbito de la violencia sobre la mujer.

HISTORIAL

Pinteño es el preso que más tiempo seguido ha estado encarcelado en España, un total de 33 años, y ha sido conocido por ser uno de los cabecillas del motín de la prisión de Fontcalent, en Alicante, si bien, a pesar de haber participado en multitud de hechos delictivos, principalmente en asaltos, nunca ha cometido delitos de sangre.

En julio de 2011, y después de haber quedado en libertad el 3 de marzo de 2010, fue sorprendido en la cárcel alicantina de Villena en posesión de droga durante una visita a uno de sus hijos, que cumplía condena en el citado centro penitenciario. (Europa Press)

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar