Noticias


Derecho de familia: el derecho de alimentos entre cónyuges

La sentencia del Tribunal Supremo de cuatro de noviembre de 2011 viene a resolver la cuestión suscitada como consecuencia de que los esposos separados en su día por sentencia que homologó el convenio regulador suscrito por aquéllos, reconocía a la esposa un derecho de alimentos, surgiendo la controversia al solicitarse más tarde el divorcio sobre si dicho derecho se extinguía o debía de continuar.

 

El juzgado de Marbella que conoció en primera instancia, acordó mantener la totalidad del convenio regulador suscrito en su día con la separación y ello por entender, entre otros motivos, que las medidas fueron acordadas de mutuo acuerdo. Y que si bien, no existe obligación de alimentos para los no cónyuges, en virtud de la autonomía de la voluntad era posible.
No estando conforme el ex esposo, interpuso recurso de apelación que fue resuelto por la sección sexta, de la Audiencia Provincial de Málaga, que estimó el mismo, en el sentido, de excluir de la confirmación del convenio la clausula en virtud de la cual, se reconocía a la ex esposa un derecho de alimentos. Y ello en base a que disuelto el matrimonio desaparece el parentesco que da derecho a obtener alimentos, de modo que cualquier prestación entre los cónyuges debía haberse establecido bajo la pensión compensatoria. Ya que la cláusula del convenio lo que previa era un derecho de alimentos y se excluía en el convenio el abono de pensión compensatorio, el recurso de apelación dio la razón al ex esposo.
Por dicho motivo, la ex esposa interpuso recurso extraordinario por infracción procesal y casación. Y si bien, el recurso extraordinario por infracción procesal fue inadmitido, el de casación corrió mejor suerte, admitiéndose el mismo al existir interés casacional, ante la doctrina contradictoria sobre el particular en la Audiencias Provinciales.
Señala el Alto Tribunal que el convenio regulador es un negocio jurídico de derecho de familia puede presentar un contenido atípico. Por ello los cónyuges pueden pactar un contrato de alimentos en el convenio regulador, siendo su carácter de alimentos voluntarios que pueden ser onerosos o gratuitos. El pacto de alimentos debe incluirse en dicha categoría porque los contratantes no tienen ya el derecho legal a reclamárselos al haber cesado su cualidad de cónyuges.
Continua señalando la sentencia que la A. Provincial calificó correctamente el acuerdo entre los cónyuges como un pacto que contenía una verdadera prestación alimenticia, pero que sin embargo no tuvo en cuenta que debía ser mantenida en el proceso de divorcio dada su naturaleza de contrato, pues el divorcio no puede constituir una causa de cese de los efectos del contrato sobre los alimentos, porque el pacto es válido en virtud del principio de la autonomía de la voluntad, y la cláusula pactada en el fondo era una forma de compensar a la esposa por ser la propietaria de la mitad del negocio y por último, en el convenio no se pacto la forma o causa del cese del derecho voluntariamente establecido.
Por todo ello, el recurso resultó estimado confirmando la vigencia de las medidas adoptadas en su día en la separación.
Por último, se fija como doctrina jurisprudencial que el convenio de separación y divorcio puede contener pactos voluntarios estableciendo alimentos entre los ex cónyuges. El pacto de alimentos tiene naturaleza contractual y a no ser que se limite de forma expresa a la separación, mantiene su eficacia a pesar del divorcio posterior, por lo que el alimentista deberá seguir prestándolos.

Fuente: Roji Abogados 952 211 011

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar