Noticias


DERECHO DE FAMILIA: EL USO COMPARTIDO DE LA VIVIENDA FAMILIAR

Hace unos meses nos hacíamos eco de la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 30 de abril de 2012, en virtud de la cual se revocaba un pronunciamiento de nuestra Audiencia Provincial de Málaga y se acordaba atribuir el uso compartido de la vivienda, que había sido el domicilio conyugal del matrimonio y sentaba  como doctrina jurisprudencial: <<< que cabía la división material de un inmueble en el procedimiento matrimonial, cuando ello sea  lo más adecuado para el cumplimiento del art. 96 CC, es decir, la protección del interés del menor y siempre que la división sea posible y útil por reunir las viviendas resultantes las condiciones de habitabilidad>>>.

 

Pues bien, hoy vamos a comentar la sentencia dictada por el Juzgado nº 5 de Torremolinos. El supuesto de origen se produce en el seno de un procedimiento de divorcio en el cual,  entre las medidas que  habíamos solicitado en nuestra demanda reconvencional era que el uso de la vivienda se atribuyera a ambos cónyuges por tener la vivienda las condiciones necesarias. Se trataba de una vivienda unifamiliar de cuatro plantas,  y por dicho motivo solicitábamos que la esposa quedara con las dos plantas de arriba y el esposo con las dos plantas de abajo, ya que  ambos espacios se podría fácilmente independizar de forma muy sencilla y además cada uno de los propietarios accedería a  su respectiva vivienda por calles independientes.

 

Pues bien, la sentencia que ha estimado dicha pretensión, comienza  remitiéndose al informe pericial del arquitecto aportado por esta parte, donde se describía las características de la vivienda  y explicaba cómo era posible el uso compartido de la misma, permitiendo a ambos habitar en la vivienda, ya que era poco complicado desde el punto de vista constructivo dicha solución.  Pues bien,  señala la juzgadora que de lo actuado constaba acreditado que más que una división se trataba  de una redistribución de espacios  que no alteraba su régimen, y que con unas sencillas obras de adaptación se podría obtener una funcionalidad adecuada para satisfacer los intereses presentes en este caso, pues al resultar posible esta nueva distribución daría lugar a dos viviendas completamente independientes y con entradas distintas por distintas calles, permitiendo el uso como vivienda por parte de los dos titulares de la misma, el matrimonio, protegiendo el interés de la  hija menor  y del marido, no privando del uso  y disfrute al que es cotitular, máxime cuando las dos plantas estaban escasamente, por no decir falta de uso por parte de la madre y de la hija, mientras que el cotitular carecía de vivienda digna y adecuada  teniendo que afrontar el pago de un alquiler, además de que ello le permitiría disponer de mayores ingresos para el pago de la pensión de alimentos y afrontar las demás cargas del matrimonio, máxime en tiempos de crisis empresarial y todo ello poniendo hincapié en lo beneficioso que para la hija supondría al no tener que moverse de su entorno contando con la presencia próxima  de ambos progenitores con las ventajas que para la menor suponía.

 

Asimismo, alude la resolución que aunque existía cierta conflictiva entre los cónyuges  esta no salía de las diferencias económicas e inherentes a un proceso de esta índole  sin que hubiera trascendido a situaciones violentas y  que incluso constaba acreditado que durante la fase de separación de hecho hubo buen entendimiento.

 

Por todo ello entiende que procedía la división material  del inmueble en el proceso matrimonial, cuya división se realizaría conforme al informe pericial del arquitecto, ya que dicha división se estimaba lo más adecuado para el cumplimiento del art. 96CC es decir, la protección del interés del menor.

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar