Noticias


Divorcio: atribución del uso de la vivienda

La sentencia que hoy vamos a comentar tiene su origen en que el juzgado de familia adjudicó a la madre e hijas de forma temporal el uso del domicilio que había constituido el domicilio familiar, que era propiedad del padre del esposo hasta que se rescindiera el contrato de arrendamiento que existía sobre otro piso que era propiedad de los esposos. Es precisamente dicha circunstancia la que singulariza el caso que nos ocupa, toda vez que ante la confluencia de propiedades era necesario resolver entre lo que pedía la madre, permanecer en la que había sido el domicilio conyugal, y lo que pedía el esposo, la atribución del uso de otro piso propiedad de los esposos.

 

El juzgado de familia atribuyó el domicilio conyugal a la esposa hasta tanto terminara el contrato de arrendamiento existente sobre la vivienda titularidad del matrimonio, sin embargo dicho pronunciamiento fue apelado entre otros extremos, resolviendo la Audiencia provincial que solo podía ser considerado domicilio familiar el que era propiedad del padre del esposo y que solo cabía atribuir el uso sobre dicha vivienda a favor del interés del menor y su duración, sin perjuicio de los derechos del dueño, hasta que termine la formación integral del hijo. Por dicho motivo el esposo interpuso recurso de casación que ha sido resuelto por la sentencia del TS 10 de octubre de 2011.

Entiende el Alto Tribunal que en primer lugar la primera cuestión a tratar es la de la atribución del uso a la madre del piso propiedad del padre del esposo y para su resolución debe ser aplicada la doctrina establecida en las sentencias que reseña la resolución, que vienen a señalar, que en los casos de que no exista negocio jurídico por el cual se justifique la ocupación de la vivienda, frente a la posible reclamación del propietario, no podrá oponerse la atribución del uso en el ámbito del derecho de familia, ya que la solución a dichos conflictos debe ser aportada desde el punto de vista del derecho de propiedad y no desde parámetros de derecho de familia. Por lo tanto, la atribución del uso de dicha vivienda corre el riesgo de ser inútil, pues sus propietarios podría recuperarla mediante el ejercicio de la acción de desahucio por precario a la que están legitimados por inexistencia de contrato con la ocupante, lo que perjudicaría a la menor cuyo interés es el que debe presidir la atribución de la vivienda.
La segunda cuestión que ha de ser valorada es si el interés de la menor queda protegido por la atribución del uso de la vivienda propiedad de los padres, que no el domicilio propiedad de los abuelos que es en el que vive en la actualidad. La Sala, señala que el juez puede atribuir el uso de la vivienda que no sea la que se está ocupando en concepto de vivienda familiar, cuando el inmueble que se está utilizando pertenezca a terceras personas en orden a proteger el interés del menor y ello siempre que la residencia que se atribuya sea adecuada para satisfacer las necesidades de los hijos.
En base a todo lo expuesto estima el recurso de casación del esposo y atribuye el domicilio familiar de forma temporal hasta el fin del contrato de arrendamiento de la otra vivienda propiedad de los esposos.

Fuente: Roji Abogados

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar