Noticias


El paro sube en 53.500 personas y roza los 5,7 millones

El paro subió en 53.500 personas en el segundo trimestre del año respecto al trimestre anterior, un 0,95% más, situándose el número total de desempleados en 5.693.100 personas, cifra inédita hasta ahora para la economía española.

La tasa de paro escaló al cierre de junio hasta el 24,63%, porcentaje casi dos décimas superior al del trimestre anterior (24,44%), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de paro alcanza así su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de similar desde el primer trimestre de 1994, cuando la tasa de paro se situó en el 24,55% (su valor más alto desde 1976).

Durante el segundo trimestre se destruyeron 15.900 puestos de trabajo (-0,09%), con lo que el número de ocupados alcanzó la cifra de 17.417.300 personas, su nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2003.

El comportamiento del empleo en este segundo trimestre de 2012 es sensiblemente peor al del año 2011, síntoma de la recesión en la que se encuentra la economía española. Entre abril y junio del año pasado se crearon 151.400 empleos (ahora se han destruido 15.900) y el número de parados bajó en 76.500 (ahora ha aumentado en 53.500).

El descenso de la ocupación ha afectado exclusivamente a los varones, con 30.600 empleos menos en el trimestre (-0,3%), ya que entre abril y junio se crearon 14.600 puestos de trabajo ocupados por mujeres (+0,2%).

También el paro impactó por completo sobre los hombres, con 70.000 desempleados más (+2,3%), frente a un descenso de las mujeres en paro de 16.400 personas (-0,6%). Con estos datos, la tasa de paro masculina se situó en el 24,57% y la femenina en el 24,71%, con un incremento intertrimestral de casi medio punto en el caso de los varones y un descenso de una décima entre las mujeres.

En comparación con el mismo periodo del año pasado, el paro se incrementó en el segundo trimestre en 859.400 desempleados, un 17,8%, mientras que los empleos destruidos alcanzan los 885.800 (-4,8%).

En términos cuantitativos, la destrucción de empleo afectó sólo a los españoles, que redujeron su ocupación en 25.000 personas (-0,1%), ya que el empleo entre los extranjeros aumentó en este trimestre en 9.100 ocupaciones (+0,4%).

MÁS PARO PERO SÓLO PARA LOS ESPAÑOLES

Por su parte, el número de activos se incrementó en 37.600 personas en el segundo trimestre (+0,1%), con lo que la población activa quedó constituida por 23.110.400 personas y la tasa de actividad repuntó ligeramente respecto al trimestre anterior, al situarse en el 60,08%. En el último año, el volumen de activos se ha reducido en 26.400 personas, un 0,1%.

El repunte de la actividad se dejó sentir sólo entre los hombres. Al finalizar junio, un total de 39.400 varones más querían trabajar (+0,3%), con lo que la tasa de actividad masculina se situó en el 67,15%, tres décimas más que en el primer trimestre. Entre las mujeres, la actividad bajó en 1.800 personas en el segundo trimestre, un 0,02% menos, hasta situarse su tasa en el 53,35%, la misma que en el trimestre anterior.

Desagregando los datos de desempleo por nacionalidades, el paro de los españoles aumentó en el segundo trimestre en 113.300 personas (+2,6%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo bajaron en 59.700 personas (-4,6%). De esta forma, la tasa de paro de los española se situó en el 22,68%, casi medio punto por encima de la del trimestre precedente, mientras que la de los extranjeros se redujo casi 1,2 puntos, hasta el 35,76%.

LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN SUBEN EN MÁS DE 100.000 EN TRES MESES

Por sectores, el desempleo aumentó en el segundo trimestre en cuatro de ellos, principalmente entre los parados de larga duración (más de un año en el desempleo), cuyo número se incrementó en 107.400 personas entre abril y junio, un 4,5% más. Este colectivo suma ya casi 2,5 millones de personas, el equivalente al 43,7% del total de parados en España. En el último año, los parados de larga duración han aumentado en 416.200 (+20%).

Tras los desempleados de larga duración, la mayor subida se la anotó el colectivo de quines buscan su primer empleo, con 36.100 parados más (7,92%), seguido de la industria, que sumó 23.500 parados, experimentando el mayor repunte porcentual de todos los sectores (+7,93%), y la agricultura, donde el desempleo subió en 11.400 personas (+4,2%). Por su parte, la construcción redujo el paro en 40.500 personas (-8,4%) y los servicios en 84.500 desempleados (-4,8%).

En el último año, junto a los parados de larga duración, el sector donde más ha subido el desempleo es el de los servicios, con 233.900 parados más (+16,3%).

AGRICULTURA E INDUSTRIA DESTRUYEN EMPLEO

La destrucción de empleo en el segundo trimestre afectó a la agricultura y la industria. En el primer caso se perdieron 44.000 puestos de trabajo entre abril y junio (-5,6%), mientras que en la industria se destruyeron 21.000 empleos (-0,8%). Los servicios, por la proximidad de la temporada turística, crearon 42.800 empleos en el segundo trimestre (+0,3%), en tanto que en la construcción los ocupados aumentaron en 6.200 personas (+0,5%).

En el segundo trimestre, el número de asalariados disminuyó en 13.900 personas (-0,1%). Los que tenían contrato temporal se redujeron en 18.300 (-0,5%), mientras que los asalariados con contrato indefinido se incrementaron en 4.400 (+0,04%), situándose la tasa de temporalidad en el 23,66%, cifra una décima por debajo de la del trimestre anterior.

Todo el empleo destruido en el segundo trimestre fue a tiempo completo (-110.300), un 0,7% menos, frente al aumento de 94.300 empleos a tiempo parcial (+3,7%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia bajaron en el segundo trimestre en 2.600 personas (-0,09%), lo que situó el número total de empleados por cuenta propia en 3.012.300 personas.

EL PARO SUBE EN DOCE COMUNIDADES

El paro aumentó en el segundo trimestre en doce comunidades autónomas españolas. El mayor incremento correspondió a Andalucía, con 33.300 parados más, seguida de Castilla-La Mancha (13.700 parados más) y País Vasco (10.900 desempleados más). Por el contrario, se registraron descensos en Baleares (-33.700 parados), Cataluña (-15.400), Comunidad Valenciana (-5.900), Murcia (-5.400) y Cantabria (-4.400).

En cuanto a la ocupación, ésta cayó en el segundo trimestre en 8 de las 17 comunidades autónomas. Las regiones donde más puestos de trabajo se destruyeron entre abril y junio fueron Andalucía (-23.300) y Castilla-La Mancha (-19.500), mientras que las que más empleo crearon fueron Baleares, con 60.400 puestos de trabajo más, y Madrid (+7.500 empleos). (Europa Press)

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar