Noticias


El ‘Rey Salomón’ del esperma congelado

Cuenta el Libro de los Reyes del Antiguo Testamento el caso de dos mujeres que compartían vivienda. Ambas dieron a luz con una diferencia de tan solo tres días y, al poco tiempo, el niño de una de ellas falleció mientras todos dormían. A la mañana siguiente, una de las madres observó con horror que el niño que tenía en su regazo estaba muerto pero, al fijarse detenidamente, vio que no era el suyo. La otra madre, sin embargo, negó que el cadáver perteneciera a su hijo y reclamó la maternidad del niño que quedaba vivo. Ante esa situación, las mujeres decidieron acudir a la máxima autoridad local, el Rey Salomón que, ante la falta de acuerdo, dictó que el niño se cortara por la mitad y se le diera una parte a cada una. Fue entonces cuando la verdadera madre renunció a su hijo para que este viviera, mientras que la falaz pronunció la famosa frase: “El niño no será ni mío ni tuyo, divídelo”. Así, el mandatario pudo saber a quién tenía que otorgar al niño e hizo honor a la leyenda del Rey más justo de los tiempos.

Como una moderna Salomón, la juez del Tribunal Supremo de la Columbia Británica (Canadá) Loryl Russell se tuvo que enfrentar a una difícil decisión que resolvió con los métodos del justo rey bíblico.

Según explica el diario ‘The Vancouver Sun’, una pareja de lesbianas tuvo dos hijos utilizando esperma del mismo donante, que sirvió para que cada una fuera la madre de uno de los niños, que nacieron en 2000 y 2002. La pareja vivió unos años felices, para acabar separándose en 2006. Mientras tanto, las sobras del esperma que habían utilizado para concebir a sus hijos aguardaban congeladas en 13 viales en la Clínica Genesis Fertility de Vancouver. En teoría, abandonadas.

Sin embargo, una de las demandantes, J.C.M., decidió en 2009 tener de nuevo un hijo con su nueva esposa, que aportaría los óvulos. Para que el niño estuviera relacionado biológicamente con su hijo, J.C.M. pidió a su ex esposa, A.N.A., poder utilizar el esperma almacenado en la clínica. Ésta, tras ardua deliberación, decidió denegar el permiso. Prefería que el contenido de los viales, por cada uno de los cuales habían pagado 250 dólares, fuera destruido antes de que sirviera para que su ex ampliara la familia.

Pero la mujer no se rindió y llevó el caso a los tribunales lo que, tres años después, ha provocado un insólito veredicto. La juez Russell, tras escuchar los argumentos de ambas partes, optó por una sentencia salomónica. El esperma congelado no sería ni para una ni para otra, sino para las dos. Al estar éste almacenado en un número impar de viales, la juez explica en su sentencia: “Asumiendo que no es posible, o al menos no es práctico, dividir el contenido de un bote de esperma por la mitad, otorgo siete tubos a la demandante y seis a la demandada”.

Puesto que A.N.A. salía perdiendo, en concreto la mitad de uno de los viales que le hubiera correspondido, la juez dicta también que J.C.M. debe abonar la parte económica correspondiente a dicha parte, cuantificada en 125 dólares, a la perdedora.

Se ponía así fin a años de intentos de J.C.M. de conseguir esperma de su donante deseado sin llegar a los tribunales. Primero, contactó con la clínica estadounidense en la que habían adquirido el esperma, que le comunicó que el donante anónimo había dejado su actividad en 1999. Después, rastreó una base de datos de donantes de esperma en la que, manteniendo el anonimato de dueños de los gametos, sí se podía ver quién lo había adquirido. Así, contactó con otra mujer que había dado a luz un niño del mismo padre biológico. Sin embargo, ella no conservaba el esperma sobrante.

Toda esta travesía fue tenida en cuenta por la juez Russell para dictar su polémica sentencia, que no sentó nada bien a la demandada, cuyo abogado argumentó que no se podía tratar el espermatozoide como una propiedad. Sin embargo, la juez adujo que sí lo era, desde el momento en que ella y su pareja habían pagado 250 dólares por vial.

En Roji Abogados Málaga tratamos asuntos de carácter penal, laboral, mercantil, de familia (separaciones, divorcios, custodias), relacionados con herencias y testamentos, de carácter inmobiliario o de construcción, así como relacionados con consumo y bancario, especialmente en la protección de derechos de los consumidores y las hipotecas. Prestamos un servicio a nivel nacional aunque nuestra sede central se encuentra en Málaga capital y disponemos de delegaciones en Torremolinos, Marbella, Fuengirola, Antequera y Velez-Málaga.

Roji Abogados Málaga 952 211 011 -Dpto. Despidos e incapacidades-

Fuente: El Mundo

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar