Noticias


EXIMENTE DE LEGITIMA DEFENSA: PROPORCIONALIDAD

La sentencia de fecha 20 de Septiembre de 2012 del Tribunal Supremo estudia como han de interpretarse los requisitos que establece el artículo 20. 4º del Código Penal para poder aplicar la eximente de legítima defensa ya sea en su vertiente completa o incompleta.

Realmente la jurisprudencia ya venía siendo clara en cuanto a esta cuestión pero el Tribunal Supremo se ve en la obligación de resolver un recurso de casación interpuesto ante una incomprensible sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona donde aplicaba al autor de un delito de lesiones la eximente incompleta de legítima defensa.

Los hechos que motivaron la incoación de las Diligencias Previas y que recoge la sentencia manifiestan que el Autor, Manuel, cuando estaba en el Club Rio ante la negativa del camarero a servirle reaccionó airadamente y, en ese momento un cliente, Fausto, le agarró por detrás. Entonces Manuel cogió un cenicero y golpeó en la cara a Fausto que cayó al suelo donde le siguió golpeando con el cenicero y dándole más golpes y patadas que causaron unas lesiones de gravedad que tardaron 170 días en curar.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona condena a Manuel como autor de un delito de lesiones del artículo 147.1 y 148.1 del Código Penal apreciando en su conducta la eximente incompleta de legítima defensa, a una pena de 1 año y 6 meses de prisión.

Ante esta sentencia el Ministerio Fiscal interpone recurso de casación por infracción del artículo 21.1 en relación con el artículo 20.4º del Código Penal aduciendo básicamente que la Audiencia Provincial ha interpretado mal el requisito de la agresión ilegítima necesaria para poder considerar la existencia de la legítima defensa.

Como no podía ser de otra manera el Tribunal Supremo otorga la razón ante el razonamiento del Ministerio Fiscal pues únicamente cabe hablar de agresión ilegítima cuando se haya una acción violenta de tal intensidad que ponga al agredido en una situación de peligro actual o inminente que pueda justificar su reacción para repeler dicha acción.

En el caso actual la acción de Fausto consistente en agarrar por detrás no supone la creación o generación de ningún riesgo físico ni de la más mínima entidad para Manuel pues únicamente dicha acción estaba encaminada a contener o neutralizar a Manuel pero no puede considerarse ni agresión ni ilegítima.

Además de ello la propia sentencia de la Audiencia Provincial determina en los hechos probados que fue precisamente Manuel el que tuvo la primera reacción airada como consecuencia de que no se le sirviese, lo que incide en la falta de agresión ilegítima previa.

A mayor abundamiento expone el Tribunal Supremo que no existe tampoco proporcionalidad en el medio empleado pues la reacción del condenado fue exagerada y brutal golpeando con un cenicero a Fausto y continuando su agresión en el suelo dando golpes y patadas que causaron varias fracturas y traumatismos.

Por lo tanto el Tribunal Supremo estima el motivo alegado por el Ministerio Fiscal ante la sorprendente sentencia de la Audiencia Provincia en lo que a la aplicación de la eximente de legítima defensa se refiere.

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar