Noticias


INCIDENCIA DEL PROCEDIMIENTO PENAL EN LA ATRIBUCIÓN DE LA CUSTODIA COMPARTIDA

La Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 26 de Mayo de 2016 revoca las anteriores Sentencias de la Audiencia Provincial de La Coruña y del Juzgado de 1ª Instancia que determinaba la atribución de la custodia compartida, por semanas, del hijo menor del matrimonio en un procedimiento de divorcio.

El motivo principal para variar la custodia compartida, y otorgársela a la madre es la existencia de un Auto (no firme) de incoación de procedimiento abreviado por un supuesto delito de coacciones. Dicho Auto, recayó después de haber sido dictada la Sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña ratificando la custodia compartida.

El Tribunal Supremo entiende que la custodia compartida conlleva, como premisa, la necesidad de que, entre los padres, exista una relación de mutuo respeto para así adoptar conductas que beneficien al menor y que no perturben su desarrollo emocional. En base a ello, considera que la existencia de un Auto en un procedimiento penal por supuestas coacciones del padre a la madre hace quebrar esa situación de armonía, y de custodia compartida, al entender que el padre ha ejercido una posición irrespetuosa de abuso y dominación frente a la madre, por lo que decide otorgar la custodia a la madre.

Tanto el Juzgado de Primera Instancia como la Audiencia Provincial, mantuvieron un criterio contrario al del Tribunal Supremo, e incluso conociendo que el padre mantenía una actitud poco respetuosa y abusiva con la madre, ello no era relevante para la determinación de la guarda y custodia compartida, dándole más importancia al informe del equipo técnico que establecía que el menor no tiene ninguna alteración de conducta, acude correctamente aseado, que ambos progenitores se han dedicado a la crianza del menor y son capaces de ejercer las funciones propias de la guarda y custodia.

Este delicado tema viene siendo objeto de múltiples interpelaciones y recursos judiciales, que siempre se han resuelto, considerando el bien del menor, y entendiendo que las malas relaciones entre los progenitores hacen inviable la custodia compartida, lo cual tiene su lógica. El problema era determinar qué es lo que se entiende por “malas relaciones”, puesto que los conflictos en materia de divorcio o separación suelen ser una constante. En este sentido, lo peligroso de esta Sentencia, es que el Tribunal Supremo ha dado una importancia máxima a una resolución judicial que no es firme y podría ser revocada, como es el Auto de incoación de procedimiento abreviado lo cual causaría un perjuicio evidente a la parte perjudicada, en este caso el padre, que se vería obligado a iniciar otro procedimiento judicial para modificar las medidas establecidas, con la dilación temporal y el gasto que ello supone.

En definitiva, es difícil establecer una regla fija para estos casos porque cada procedimiento y cada relación difieren entre sí, y lo que es ajustado unas veces no lo resulta tanto en otras ocasiones. No obstante, con esta Sentencia el Tribunal Supremo ya determina que la incoación de procedimiento abreviado conlleva la imposibilidad de la custodia compartida, aunque posteriormente pudiera venir una absolución en el procedimiento penal.

 

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar