Noticias


La Fiscalía pide 30 años para un acusado de violar a una compatriota en un descampado de El Ejido (Almería)

La Fiscalía Provincial va a solicitar penas que suman 30 años de prisión para un individuo acusado de violar a una compatriota, a quien abordó en la calle con el rostro disimulado por una capucha en compañía de otra persona, declarado en rebeldía, y a la que condujo a golpes y amenazas hasta un descampado donde consumó la agresión sexual.

R.E.M. está procesado por dos delitos de agresión sexual, uno como cooperador necesario ya que estuvo presente mientras el segundo implicado en los hechos también violaba a la víctima, con las agravantes de uso de disfraz y de aprovechamiento de las circunstancias del lugar, según se recoge en el escrito de calificación al que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos se remontan a la tarde-noche de 4 de mayo de 2011. El acusado junto a N.H. se encontraba en la intersección de la calle Bauxita con la calle San Ignacio del barrio de Las Norias de Daza, en El Ejido (Almería) cuando, tras cubrir sus cabezas con las capuchas de las sudaderas que vestían, se abalanzaron sobre la mujer agarrándola del cabello.

En se momento, R.E.M., “sin mediar palabra”, comenzó a golpearla con los puños en la cara, la tiró al suelo y le pisó un hombro mientras que N.H. le “oprimía el rostro” con el pie. A continuación, ambos la “arrastraron por la fuerza” hasta un descampado adyacente. Destaca el fiscal, que el lugar no estaba iluminado, se encontraba poblado de plantas y arbustos, junto a un invernadero y alejado de la vía pública en más de 50 metros.

El escrito subraya, asimismo, que el procesado y su acompañante, con la “clara” intención de amedrentarla, le repetían que le “iban a cortar el cuello y tirar su cadáver a una balsa cercana si no accedía a sus pretensiones”. Tras violar a la víctima, R.E.M. se quedó mirando como consumaba la agresión N.H., lo que, según resalta el Ministerio Público, “aumentó la situación intimidante en la que se encontraba”.

El fiscal le imputa, también, una falta de lesiones por la que interesa dos meses de multa con una cuota diaria de 36 euros. Solicita el pago de una indemnización de 15.000 euros para la mujer, quien como consecuencia de ambos ataques sufre, al margen de las secuelas físicas, depresión, alta desmotivación y desgana, miedo intenso, insomnio, apatía conductual y llantos frecuentes, así como disminución de las relaciones sociales, lo que “ha deteriorado su vida social”. (Europa Press)

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar