Noticias


Los concursos de acreedores hasta octubre superan ya a los de 2010- Abogado especialista en concursos de acreedores

La crisis económica sigue haciendo estragos. Y prueba de ello es que el juzgado de lo Mercantil se encuentra en una “verdadera situación de colapso” tanto por el número de asuntos que soporta como por la “complejidad” de algunos de ellos. Así lo advirtió esta semana el titular del citado órgano, el magistrado Fernando Caballero, quien se refirió especialmente al número de procedimientos concursales -antiguos concursos de acreedores- en los que trabaja. Este tipo de causas buscan una solución integral para las obligaciones pendientes de pago de una empresa en quiebra, ya sea mediante un convenio o con la liquidación de sus activos.

 

Si a lo largo del año pasado un total de 61 empresas presentaron concurso de acreedores en el Mercantil, en lo que va de año ya se tramitan 70 solicitudes, según las cifras facilitadas por el magistrado. “Estamos sobrepasados y los medios son escasos. No disponemos de espacio físico, los asuntos están por los suelos y llenan todas las pareces”, describió el juez.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) considera que los órganos de esta jurisdicción no deben superar los 350 asuntos por año. Todo lo que rebase esta cifra se considera una carga extra de trabajo. Pero en lo que va de año el juzgado de Córdoba ya tramita 410 asuntos, lo que supone un 17% más de lo adecuado -a los procedimientos concursales, se les unen otro tipo de acciones, como la suspensión colectiva de contratos y asuntos en materia de transporte o de protección del derecho de la propiedad intelectual e industrial-. Al final del año, Caballero calculó que llegarán a los 500 procedimientos. A este volumen se unen los pleitos civiles que aún arrastra de cuando entraba en el reparto de los órganos de primera instancia de Córdoba (el Mercantil tramita en exclusividad asuntos de esta materia sólo desde el pasado enero).

Este exceso hace que los juicios se dilaten en el tiempo. La normativa regula que las vistas han de celebrarse en un plazo de 20 días desde que llegan al despacho del juez, pero en Córdoba hay que esperar alrededor de siete meses, explicó el magistrado. “Aunque no llega a la saturación de otras jurisdicciones como la Penal, es un retraso importante”, subrayó el magistrado, quien destacó la “complejidad” de dos de las causas que tramita.

La primera es el procedimiento concursal de la constructora Noriega, considerado el cuarto concurso de acreedores más grande de todo el país, con una deuda de entre 1.200 y 1.600 millones de euros y alrededor de dos millares de acreedores. A distancia se encuentra el caso de Urende, con 1.400 acreedores y un volumen de deuda que alcanza, según los primeros cálculos, los 200 millones. “Cualquiera de estos procedimientos absorbería el trabajo de un juzgado”, dijo el juez.

Un índice para medir esta laboriosidad son los denominados incidentes concursales -las controversias que surgen en cada causa-. En 2010, el Mercantil registró 91, y en lo que va de año ya se han tramitado 276, lo que supone tres veces más. El presidente de la Audiencia Provincial, Eduardo Baena, nombró hace meses a un funcionario de refuerzo para asumir la carga extra de trabajo, al tiempo que un magistrado adscrito trabaja para dar salida a los papeles de los dos macroconcursos.

ROJI Abogados Málaga 952 211 011 –Especialistas en concurso de acreedores

Fuente: El Día de Córdoba

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar