Noticias


Obligación de las aseguradoras de informar al segurado del daño producido

La cuestión prácticamente única que se debate en la Sentencia de fecha 21 de Noviembre de 2011 es la interpretación del artículo 17 de la Ley del Contrato de Seguro que establece la obligación para el asegurado o el tomador del seguro de emplear los medios a su alcance para aminorar las consecuencias del siniestro y en caso de incumplimiento da derecho al asegurador a reducir su prestación…teniendo en cuenta el grado de culpa del asegurado.

El litigio se inicia por la demanda de D. Jerónimo frente a la entidad Mutua General de Seguros en reclamación de 224.200 Euros como consecuencia de los daños sufridos por un incendio en un edificio asegurado. La demandada por su parte solicitó su absolución.

En primer lugar el Juzgado de Instancia estima solo parcialmente la demanda y condena a la Mutua a abonar a la parte actora 98.522 Euros. No obstante el actor recurre y la Audiencia Provincial estima su recurso, revoca la anterior Sentencia y condena a la Mutua al pago de los 224.200 Euros más los intereses del artículo 20 de la Ley de Contrato de Seguro.

Ante esta Sentencia la parte demandada formula Recurso de Casación por infracción del artículo 17 de la Ley de Contrato de Seguro.

Para entender la cuestión es preciso aclarar que existen dos valoraciones de daños, una producida justo después del incendio que asciende a 98.522 Euros y otra realizada meses después que asciende a 334.000 Euros ( de los que solo se han reclamado 224.200 Euros). Esta última valoración contempla no solo los daños sino también el coste de reparación del edificio por daños sufridos por la lluvia y nieve caída después del incendio.

Por lo tanto la parte recurrente entiende que el asegurado debería haber tomado las medidas adecuadas para el mantenimiento del edificio después de producirse el incendio y que, al no haberlo hecho, solo es imputable a él los daños causados por agentes externos, tal y como establece el artículo 17 de la Ley de Contrato de Seguro.

Sin embargo el Tribunal Supremo matiza esta cuestión de la siguiente forma:

El deber de aminorar los daños del asegurado debe estar en consonancia con los medios que disponga “a su alcance”. Del mismo modo considera el Alto Tribunal que los gastos de salvamento debe tomarlos el asegurado pero según las instrucciones del asegurador, destacando la incidencia especial que ello tiene en este asunto debiendo tener ambas partes plena colaboración en orden a minimizar los daños producidos.

Por ello, se ha tenido muy en cuenta que la valoración de los daños la realizo el perito de la aseguradora y que fue éste quien conoció la necesidad de dotar al edificio de una cubierta para evitar los daños que pudieran producir las inclemencias del tiempo. En síntesis, que la aseguradora era la que conocía la necesidad de poner la cubierta y sin embargo ni lo hizo ni informó al asegurado de ello, que además tampoco tenía los medios necesarios para llevarlo a cabo.

Por todo ello el Tribunal Supremo desestima el Recurso de Casación, realizando una acertada interpretación y adecuación de la doctrina referida al artículo 17 de la Ley del Contrato de Seguro.

Fuente: Roji Abogados 952 211 011

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar