Noticias


Permuta de solar: Lucro cesante y solidaridad de deudores- Abogados Málaga

La Sentencia que se analiza dictada por el Tribunal Supremo en fecha 15 de Noviembre de 2011 hoy aclara dos conceptos en relación al incumplimiento de distintos contratos inmobiliarios de permuta de solar por edificación futura.

 

La parte actora, D. Vicente, inicia el litigio mediante demanda frente a cuatro demandados por incumplir las obligaciones de dos contratos privados de permuta de solar a cambio de obra, suscritos por dos de ellos cada contrato, consistentes en la elevación a escritura pública de los mismos, solicitando que se declarase la responsabilidad civil de los cuatro demandados condenándolos solidariamente a abonar la cantidad de 740.678 Euros por los daños y perjuicios ocasionados en concepto de lucro cesante así como a los intereses y costas causados.

Por su parte se opusieron a tales pretensiones solicitando su libre absolución.

El Juzgado de primera instancia desestimó la demanda, sin embargo la Audiencia Provincial ante el recurso de apelación presentado por la parte actora revocó dicha sentencia estimando en parte el recurso y condenando a los demandados de forma conjunta y solidaria al abono de 44.848 Euros a la parte actora.

Ambas partes presentaron recurso de casación por distintos motivos de los cuales se interesan la infracción de los artículos 1.101, 1.106 y 1.107 del Código Civil en cuanto a la calificación de las expectativas de ganancia como lucro cesante y la infracción del artículo 1.137 del Código Civil al no haber acreditado el carácter de solidario de la obligación.

En cuanto al primero de los motivos, el Tribunal Supremo determina que efectivamente no pueden indemnizarse las meras expectativas de ganancia pero que sí son indemnizables las oportunidades de lucro verosímilmente deducibles del curso de los acontecimientos y, en este caso, la ganancia dejada de obtener se desprende de la propia naturaleza del contrato ya que la negativa a cumplir la obligación de elevación a escritura pública de un contrato cuya finalidad es la transmisión de unos terrenos para construir sobre ellos contribuye, en la medida que la sentencia de la Audiencia establece, a la imposibilidad de acceder al crédito y, en definitiva, a la necesidad de vender la obra iniciada y no finalizada.

Continua el Alto Tribunal estableciendo que a diferencia del daño emergente, daño real y efectivo, el lucro cesante se apoya en la presunción de cómo se habrían sucedido los acontecimientos en el caso de no haber tenido lugar el suceso dañoso; y el fundamento de la indemnización de lucro cesante ha de verse en la necesidad de reponer al perjudicado en la situación en que se hallaría si el suceso dañoso no se hubiera producido, lo que exige, como dice el artículo 1106 , que se le indemnice también la ganancia dejada de obtener. Por todo ello se desestima este motivo.

En cuanto al incumplimiento del artículo 1.137 del Código Civil, motivo alegado por los demandados, relativo a la solidaridad en la condena de todos ellos el Tribunal considera que la sentencia impugnada no precisa las razones por las cuales condena a todos los demandados a satisfacer la indemnización de modo conjunto y solidario, como tampoco justifica la parte demandante dicha petición en un caso como el presente en que se trata de distintos contratos de cesión de solar a cambio de obra que han sido incumplidos, contribuyendo cada uno de los diferentes contratantes a generar el lucro cesante que se indemniza. En este sentido la Sala ha declarado con reiteración que la solidaridad de deudores no se presume y en el caso presente, aunque no se ignore que la doctrina y la jurisprudencia han suavizado el rigor normativo en torno al establecimiento de la solidaridad, admitiendo incluso la solidaridad tácita, no cabe entender la existencia de solidaridad cuando se trata de contratos distintos entre diferentes contratantes, aunque para el hoy demandante persigan una misma finalidad económica.

Por lo tanto este motivo si se estima declarando que la obligación de pago de los demandados tiene carácter mancomunada y por mitades al tener origen en dos contratos distintos.

Fuente: Roji Abogados 952 211 o11

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar