Noticias


Responsabilidad por daños colaterales de los agentes del proceso constructivo

En la sentencia que se comenta hoy, de fecha 27 de Diciembre de 2011, el Tribunal Supremo analiza la responsabilidad de los distintos agentes que intervienen en el proceso de edificación como consecuencia de los daños causados en un edificio colindante a la parcela donde se realizaron las obras de excavación y cimentación.

 

Los actores, propietarios del edificio sito en la parcela colindante a las obras, interponen demanda contra la entidad promotora de la obra, el arquitecto proyectista y el arquitecto técnico y contra todas sus aseguradoras en reclamación de los daños y perjuicios ocasionados. Todos ellos contestan solicitando su absolución.

La peculiaridad de este caso es que después de la interposición de la demanda la parte actora firma un acuerdo con el arquitecto proyectista y el arquitecto técnico por lo que el procedimiento continúa pero con una minoración de las cantidades iniciales solicitadas en la proporción que ya se ha recibido como consecuencia del acuerdo citado.

El Juzgado de Primera Instancia absuelve a todos los codemandados y, una vez formulado recurso de apelación la Audiencia Provincial ratifica la resolución de instancia.

Los actores acuden al Tribunal Supremo interponiendo recurso de casación al considerar que, acreditada la responsabilidad del arquitecto proyectista y del arquitecto técnico no puede exonerarse a la promotora que es responsable de toda la obra, además de ser arquitecto proyectista socio de dicha promotora, lo que acredita la relación de dependencia.

Sin embargo el Tribunal Supremo no coincide con esta apreciación pues entiende, como también hizo la Audiencia Provincial, que los daños producidos son como consecuencia de la elección del sistema de bataches para la excavación y ejecución del muro. Esta elección la realiza el arquitecto proyectista sin intervención alguna de la entidad promotora con la que no tiene relación de dependencia. Y en este sentido el hecho de ser el arquitecto socio de la promotora no acredita por sí solo que exista una subordinación en relación a la obra puesto que la promotora subcontrató con otra empresa la ejecución de las obras, y además existe una relación de arrendamiento de servicios entre la promotora y el arquitecto proyectista.

Por lo tanto la relación societaria no tiene por qué implicar necesariamente la relación de dependencia o subordinación.

Del mismo modo afirma el Tribunal que la promotora contrató a unas personas que tienen los debidos conocimientos para el ejercicio correcto de la “lex artis” sobre los que no tiene un deber de vigilancia, puesto que ninguno se reservó en la dirección y ejecución de los trabajos de los que deba responder como dueña de la obra.

Por lo tanto el Tribunal Supremo ratifica la sentencia de la Audiencia Provincial y desestima el recurso de casación formulado por la parte actora.

En principio esta sentencia determina que no existe solidaridad entre los agentes porque se puede individualizar en algunos de ellos la conducta que origina los daños en el edificio colindante. No obstante la sentencia establece, y esto es lo que más llama la atención, que la promotora no respondería en ningún caso por las actuaciones del arquitecto proyectista y el arquitecto técnico, lo cual se contradice con otras sentencias en las que sí ha entendido que tenía responsabilidad como dueña de la obra.

Fuente: ROJI Abogados Málaga 952 211 011

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar