Noticias


Una sentencia declara nulo un préstamo bancario por publicidad engañosa

Lo que, aparentemente, era un regalo de la entidad por firmar una hipoteca acabó convirtiéndose en una carga mensual para su bolsillo. La sorpresa llegó al revisar el extracto bancario. Fue entonces cuando los protagonistas de esta historia, una pareja malagueña, se dieron cuenta de que su banco les estaba cobrando una cuota, bajo la fórmula de un crédito al consumo, por el televisor que, según rezaba la publicidad, debía ser un obsequio gratuito de la entidad financiera.

Descubierto el engaño, en febrero de 2006 los afectados se pusieron en manos del abogado de Ausbanc Consumo, Alfredo Martínez, quien llevó su caso a los tribunales. ¿El veredicto? Una sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga ha declarado nulo el préstamo y ha obligado a Banesto a devolver las cantidades cobradas a esta pareja por la adquisición de un televisor que, según la publicidad, se les entregaría gratuitamente.

El fallo del juzgado de primera instancia número 8 de Málaga, facilitado a este periódico, considera probado que la promoción pública del banco conocida como ’20 días de cine’ ofrecía como reclamo y regalo un televisor de 32 pulgadas si se contrataban diversas operaciones financieras, cuando en realidad se trataba de una venta enmascarada sin que hubiese consentimiento contractual.

Una oferta con gancho

Seducidos por la oferta, los citados clientes la contrataron y comprobaron, después, cómo se cargaba en su cuenta una cantidad en concepto de liquidación periódica del préstamo, percatándose de que entre los documentos suscritos había un contrato de préstamo mercantil al consumo garantizado con un pagaré y cuyo importe coincidía con la suma abonada a una empresa de electrodomésticos como precio del aparato adquirido a su nombre.

En un escrito dirigido al banco, los afectados alegaron el desconocimiento de la firma del contrato de préstamo al consumo, y solicitaron su anulación «puesto que no estaban interesados en adquirir la televisión en esas condiciones», aunque Banesto desoyó su petición.

Ahora, la sentencia declara la «nulidad radical» del contrato; destaca el carácter vinculante de la oferta y falla que los denunciantes mantengan la propiedad del televisor. Además, condena a Banesto a restituir a los clientes el importe de las cuotas de amortización satisfechas (que ascienden a 384 euros) más los intereses legales, así como a pagar las costas procesales. El texto reconoce «la inexistencia de voluntad contractual», condición indispensable para que se pueda celebrar un contrato.

En Roji Abogados Málaga tratamos asuntos de carácter penal, laboral, mercantil, de familia (separaciones, divorcios, custodias), relacionados con herencias y testamentos, de carácter inmobiliario o de construcción, así como relacionados con consumo y bancario, especialmente en la protección de derechos de los consumidores y las hipotecas. Prestamos un servicio a nivel nacional aunque nuestra sede central se encuentra en Málaga capital y disponemos de delegaciones en Torremolinos, Marbella, Fuengirola, Antequera y Velez-Málaga.

Roji Abogados Málaga 952 211 011 -Dpto. Despidos e incapacidades-

Fuente: El Mundo

Contacte con nosotros y resuelva las dudas sobre su caso llamándonos a los teléfonos:

Teléfonos 952 211 011 607 202 361

También puede contactarnos a través de la dirección de correo electrónico

Correo electrónico info@rojiabogados.com

Si lo prefiere puede acercarse a nuestras oficinas en:

Oficinas Málaga Antequera Fuengirola Marbella Torre del Mar