Open/Close Menu Accidentes y Negligencias - Derecho Bancario y Consumo - Comunidades de Propietarios - Arbitraje y Mediación - Exportación e implantación de negocios en el extranjero - Familia, Matrimonial y Divorcios - Herencias y Testamentos - Inmobiliario y Construcción - Inversión, Financiación y Startup - Laboral, Despidos e Incapacidades - Mercantil, Empresa y Concursal - Penal, asistencia al Detenido 24 horas y Violencia de Géneros - Urbanismo, Administrativo y Responsabilidad Patrimonial de la Administración
Doctrina del TS y del TJUE

La Sentencia 671/2018 de 28 de noviembre de la Sala primera del Tribunal Supremo, trata por primera vez la abusividad de las cláusulas de interés de demora en prestamos hipotecarios considerando la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que ha mantenido la doctrina proveniente de nuestro Tribunal Supremo.

La jurisprudencia ha considerado que a falta de previsión legal que sirva para controlar la abusividad de los intereses de demora en préstamos personales e hipotecarios firmados por consumidores, debe entenderse que el interés de demora no puede exceder de dos puntos porcentuales sobre el interés remuneratorio (interés que se establece sobre el préstamo, es el que sirve de precio del préstamo y además asegura que el capital prestado no pierda valor con el paso del tiempo). En el caso de superar ese porcentaje, al ser la cláusula considerada abusiva, procedería la supresión completa del recargo moratorio respecto del interés remuneratorio, aunque este siguiera devengándose respecto al capital pendiente de ser devuelto.

Mediante sentencia de 7 de agosto de 2018, el TJUE ha declarado que esta doctrina jurisprudencial es correcta conforme al Derecho de la Unión Europea y de igual forma, no contradice a la Directiva 93/13, que versa sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

En el caso concreto que se resuelve en el alto Tribunal, el préstamo presentaba un interés remuneratorio del 4,75% y el de demora consistía en un 25%. Por ello, en aplicación de la doctrina anteriormente comentada, el Supremo casa la sentencia recurrida que había impuesto un interés de demora correspondiente al triple del interés legal del dinero, estimando parcialmente el recurso interpuesto.

La estimación del recurso no es completa pues no se acepta la pretensión del recurrente de no abonar ningún interés, el interés remuneratorio fijado sigue siendo de aplicación y cumple la función de retribuir la disposición del dinero prestado que tiene el deudor hasta la completa devolución del préstamo, por lo que continua devengándose.

 

 

Fuente C. G. P. J.

 

 

Roji Abogados cuenta con más de 25 años reclamando contratos de préstamo e hipotecas, ya sea por una cláusula abusiva, por defectos formales en el contrato, por vicios en el consentimiento, incapacidad para haber contratado, etc. Nuestros expertos en Derecho Civil y de Consumo, estarán encantados de asistirle legalmente e informarle de las vías legales posibles para que se cumpla la legislación y doctrina reciente en materia de consumidores y usuarios, tanto en negociaciones extrajudiciales como en sede judicial. Pida cita e infórmese en el 952 211 011 o en el 609 202 361, estaremos encantados de atenderle en Málaga, Marbella, Fuengirola, Torre del Mar o Antequera

Roji Abogados © 2016 - Aviso legal

Roji Abogados