Open/Close Menu Accidentes y Negligencias - Derecho Bancario y Consumo - Comunidades de Propietarios - Arbitraje y Mediación - Exportación e implantación de negocios en el extranjero - Familia, Matrimonial y Divorcios - Herencias y Testamentos - Inmobiliario y Construcción - Inversión, Financiación y Startup - Laboral, Despidos e Incapacidades - Mercantil, Empresa y Concursal - Penal, asistencia al Detenido 24 horas y Violencia de Géneros - Urbanismo, Administrativo y Responsabilidad Patrimonial de la Administración
Málag, Marbella, Fuengirola, Torre del Mar, Antequera

Según la RAE, la prevaricación consiste en “Delito consistente en que una autoridad, un juez o un funcionario dicte a sabiendas una resolución es injusta”. Este delito viene regulado en los artículos 404 y 405 del Código Penal y ha sido en cierta medida desarrollado por la jurisprudencia.

Como requisitos para la existencia del delito,  se ha establecido por la jurisprudencia del Tribunal Supremo en sentencia nº743/2013 de 11 de octubre, que es necesario que se haya dictado una resolución por autoridad o funcionario en asunto administrativo, siendo la misma contraria al ordenamiento jurídico y que dicha ilegalidad no pueda ser explicada con una argumentación técnico-jurídica mínimamente razonable. Todo ello, resultando además en un injusto, y actuando la autoridad o funcionario público con conocimiento  de que esa actividad es ilegal.

Recientemente, el Juzgado de lo Penal Número 2 de Ourense, en el procedimiento abreviado Nº8/2017, ha condenado a la inhabilitación para empleo o cargo público por un delito de prevaricación administrativa en el caso de las asistencias técnicas al exalcalde de Ourense durante siete años. Además se ha condenado a dos concejales y al director xeral de Rehabilitación Urbana.

En el fallo de la resolución se precisa que la inhabilitación “comprenderá los cargos de alcalde y concejal o cualquier otro de naturaleza electiva y ámbito local que implique participación en el gobierno municipal, con la incapacidad para obtener otros análogos en el ámbito autonómico o estatal durante el tiempo de la condena”.

Cabe decir, que si bien la Fiscalía había solicitado que la condena contemplase inhabilitar a los acusados para ejercer cualquier puesto como funcionario público, la magistrada ha considerado que esta condena resultaría “absolutamente desproporcionada al hecho delictivo”.

Hecho que consistió en contratar “a dedo” y sin mediar ningún concurso público que cumpliese con los principios de valoración de mérito y capacidad para los candidatos, además de que ninguno de los contratos realizados con prevaricación podría considerarse como un contrato menor administrativo, que supondrían una excepción a la normativa general, según lo dispuesto por el Texto Refundido de la Ley de Contratos de Sector Público.

 

Fuente C. G. P. J.

 

Roji Abogados cuenta con un equipo de profesionales expertos en Derecho Administrativo y Derecho Penal, que están a su disposición para asesorarle y ofrecerle un servicio jurídico integral entre las distintas ramas del derecho. Infórmese en el 952 211 011, estaremos encantados de atenderle en cualquiera de nuestras oficinas de Málaga, Marbella, Fuengirola, Antequera o Torre del Mar.

Roji Abogados © 2016 - Aviso legal

Roji Abogados