Open/Close Menu Accidentes y Negligencias - Derecho Bancario y Consumo - Comunidades de Propietarios - Arbitraje y Mediación - Exportación e implantación de negocios en el extranjero - Familia, Matrimonial y Divorcios - Herencias y Testamentos - Inmobiliario y Construcción - Inversión, Financiación y Startup - Laboral, Despidos e Incapacidades - Mercantil, Empresa y Concursal - Penal, asistencia al Detenido 24 horas y Violencia de Géneros - Urbanismo, Administrativo y Responsabilidad Patrimonial de la Administración
cargas del matrimonio

Dispone el art. 1438 del Código Civil, en relación a la separación o el divorcio, lo siguiente: “Los cónyuges contribuirán al sostenimiento de las cargas del matrimonio. A falta de convenio lo harán proporcionalmente a sus respectivos recursos económicos. El trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo, a la extinción del régimen de separación”.

Este artículo versa sobre la posibilidad de que se conceda una indemnización a alguno de los cónyuges tras el divorcio o separación, cuando su régimen económico matrimonial haya sido el de separación de bienes. La norma trata de compensar  y valorar a aquel cónyuge haya dedicado su tiempo, esfuerzo y dedicación, contribuyendo a las cargas del matrimonio.

Si bien esta dedicación se antoja en algunos casos de mayor dificultad a la hora de valorar económicamente su contribución a las cargas matrimoniales en comparación con otras partidas con valor monetario ello no quita a raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 20 de febrero de 2018, núm. 94/2018, que pueda ser fijada en la pertinente Sentencia de divorcio, junto con la pensión compensatoria.

Anteriormente a la citada resolución, y como sucede en ese caso concreto, algunos Juzgados y Audiencias Provinciales entendían que no procedía el pronunciamiento sobre dicha compensación, debiéndose tramitar por un procedimiento posterior, debido fundamentalmente a la complejidad de la misma.

Sin embargo, como ya había sostenido el Alto Tribunal en Sentencia de 17 de noviembre de 2015, núm. 678/2015: “Se trata de una norma de liquidación del régimen económico matrimonial de separación de bienes que no es incompatible con la pensión compensatoria, aunque pueda tenerse en cuenta a la hora de fijar la compensación, y que puede hacerse efectiva bien en el proceso conyugal o en un procedimiento independiente. Ocurre en este caso que la no inclusión de la compensación en el convenio regulador no puede ser subsanada con posterioridad cuando las partes, por su autonomía decisoria, adoptaron la forma más conveniente a sus intereses, llegando a unos acuerdos globales sobre la situación personal y económica existente hasta el momento de la ruptura, que se tradujo en medidas definitivas propias del juicio matrimonial de separación  y que habrían quedado afectadas de haberse negociado entre las partes la indemnización que ahora se reclama puesto que tal circunstancia ya existía en el momento en que se aprueba y, pese a todo, no se incluyó; razones que determinan que el motivo no pueda ser acogido”.

Por tanto, y atendiendo a que los arts. 748 y 770 de la LEC, no excluyen de forma expresa la compensación correspondiente al art. 1438 del Código Civil, al haberse solicitado la inclusión de la misma en la demanda de divorcio, se estima el recurso extraordinario por infracción procesal y se declara la nulidad parcial de la Sentencia, debiendo remitirse los autos al tribunal de apelación para que se pronuncie sobre los pedimentos relativos al establecimiento de la indemnización citada tras el divorcio.

 

En Roji Abogados contamos con expertos en Derecho de Familia, con más de 20 años de experiencia que estarán encantados de atenderle y prestarle un servicio de asesoramiento jurídico completo e integral ya que colaboramos con profesionales y expertos relacionados (economistas, psicólogos, peritos, etc.). Pida cita o infórmese en el 952 211 011, estaremos encantados de atenderle en Málaga, Marbella, Fuengirola, Torre del Mar o Antequera.

 

 

 

 

Roji Abogados © 2016 - Aviso legal

Roji Abogados